19/1/16

Miradas al cielo.



                Pero nunca, sin saber bien por qué, dejarán de mirar hacia arriba. Y cuando se convirtieron en madres recordarían las historias que su abuela les contaba de pequeñas.


                - Vuestra madre está en el cielo, tras esa nube blanca que vuela con el viento. Salta de una a otra, jugando al escondite como hacía con vosotras. Ella os seguirá allá donde vayáis y llorará y reirá a vuestro lado. Así que cuando os sintáis solas, solo tenéis que mirar al cielo. Y en esa mirada encontraréis la paz que solo una madre puede dar.


24 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que no levando a vista hacia el cielo, o las nubes, pensando en mis seres queridos, quizá por aquello de que el cielo no existe, al menos como nos lo hicieron imaginar.
    Pero creo que tendré que volverlo a hacer. Quizá algún día logre volverme a sentir junto a ellos de un modo más poético que en la oscuridad de la noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitas palabras. Me has dejado a mí sin ellas.
      Luego hablas de mí, pero tú hasta en los comentarios dejas sin respiración.
      Gracias por adornar parte de mi rinconcito.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Estupendo y sensible argumento el que has encontrado para la frase propuesta.
    Me ha llenado de emociones al recordar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro haberte causado emociones, es lo mejor que se le puede decir a un escritor, por lo menos a mí.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Ainns qué bonito!!!!!!!!! Yo soy como Josep Mª, no puedo mirar al cielo y pensar en ellos, soy más de oscuridad. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues olvidemos esa oscuridad y miremos hacia la luz. Un besillo guapa.

      Eliminar
  4. Qué bonito y qué gratificante es pensar que, alguien que nos quiere como nadie, nos hace compañía allá arriba, vayamos adonde vayamos y sintamos lo que sintamos. Amor de madre solo hay uno y traspasa cualquier frontera...

    Muy emotivo, María, me ha gustado mucho :)

    Un besillo de martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, como una madre nadie te va a querer, y como bien dices, ese amor traspasa fronteras.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Maria mirar al cielo y ver que allí está un ser tan querido como especial ti madre yo lo hago a menudo mi madre solo puede estar en el cielo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que solo pienso en ello cuando se lo explico a mis hijas. Con cinco años es lo mejor que les puedo decir para que lo entiendan.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Un micro muy emotivo, María, me ha encantado. El sitio para una madre, cuando ya no puede estar al lado de sus hijos, está en el cielo. La mía también está allí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra haberte llegado.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Contra toda lógica, todos en algún momento acabamos mirando al cielo. A ese consuelo, creo que se le llama fé. Hermosísimo, María. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Razón no te falta. El cielo, por muchas razones, es tranquilizador.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Se puede encontrar serenidad al mirar al cielo, una esperanza de que allí se encuentren a salvo y protegidos aquellos que esperan enviando Paz.
    Muy bonito tu relato María.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mila.
      Muy conmovedoras tus palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Muy hermoso María. Siempre hay que mirar al cielo, nunca al suelo.
    Si me lo permites, te hago una observación: el primer párrafo suena raro, la concordancia de los tiempos verbales, supongo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre te permito observaciones. Y la verdad es qeu lo sé. El reltao es de un concurso en el que tenía que empezar con la frase del comienzo, y no supe darle una continuidad. Me costó un poco de trabajo. Y lo dejé al final como está.
      Muchas gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Hermoso micro. Saludos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Hemos perdido la costumbre de mirar al cielo. Algo tonto de nuestra parte, ya que nos perdemos de un gran espectáculo. Y gratis. E infinito. Muchas veces, incluso, hasta encontramos consuelo. Una pausa. Un momento mágico.

    Buen texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tienes razón, el cielo es una maravilla de admirar, te da una paz que no consigues de otra manera.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Me ha encantado María, es precioso y me has dejado sin palabras, así que... que mas decir? Nada, con la primera frase ya lo digo todo, jeje ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué difícil dejarte sin palabras! Jajaja.
      Me alegro, una buena señal.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.