21/1/16

El desaparecido



                - ¿Tú sabes algo?

               - No lo localizo. He hablado con Juan y tampoco sabe nada de él.

                - Lleva ya dos meses sin dar señales de vida.

                - Es muy raro. Pepita me dijo el otro día que habían tenido él y 
Miguel una bronca monumental, por algo de las subidas de spam.

                - No creo, él es una persona muy serena.

                - Tampoco lo conoces mucho. Nunca sabemos quién puede haber detrás de una pantalla.

                - Tienes razón, puede ser una cucaracha extraterrestre, y nosotros tan felices.

                - A lo mejor lo eres tú, jeje.

                - Si claro, y te tengo idiotizado para que me hagas caso.

                - Bueno, bromas aparte, voy a hablar con Reina, a lo mejor ella sabe algo. En cuanto haya alguna novedad te aviso, y lo mismo te digo, sí tú lo localizas me llamas.

                - Voy a entrar en sus perfiles de Tuinter y Fibuk a ver que encuentro.

                Un día más tarde…

                - ¿Has hablado con Reina?

                - Sí y lo que me ha dicho me ha dejado de piedra. No lo sabía. Nuestro desaparecido padecía la enfermedad del computamía.

                - ¿Y eso qué es?

                - Pues eso le pregunté yo a Reina, y le dije que como lo sabía. Y me dijo que haciendo investigaciones en sus redes sociales y leyendo algunos de sus relatos subidos a su Blog, lo ha ido enlazando y lo ha descubierto ella solita. La verdad es que tiene mucho sentido.

                - ¿Pero qué enfermedad es esa?

                - Pues es una enfermedad muy rara de la mente. Y es que tú te crees que eres un ordenador o una red social, y empiezas a actuar como si lo fueras, hasta que dejas de hablar y solo tecleas para relacionarte. Ella cree que lo han internado en un centro de salud mental.

                - No me lo creo. Eso es inventado.

                - Lo he buscado en Google y existe.

                - ¡Qué fuerte! ¿Por eso era tan diligente? ¿Por eso llevaba tanto trabajo adelante? No me lo puedo creer. Yo de todos modos le he dejado mensajes tanto por privado como en sus muros para que se ponga en contacto con nosotros. Espero que se ponga bien.

                - ¿Y ahora que vamos a hacer con la Comunidad? No sé si vamos a poder hacer todo su trabajo. Llevamos tanto atraso que ya nadie entra a publicar sus relatos.

                - Pues habrá que ponerse las pilas. Sí él podía hacerlo, nosotros también. Vamos a poner un mensaje para que todo el mundo sepa lo que ha pasado.

                MENSAJE URGENTE DE LA COMUNIDAD:

                Por motivos de salud, nuestro compañero, moderador y amigo Luis, se ha visto obligado a dejarnos. Esperamos que todos los atrasos que se han ocasionado, sean solucionados cuanto antes. Disculpad las molestias. Desde aquí le deseamos una pronta mejoría.

                Los días pasaron, y la Comunidad se fue recuperando poco a poco. Los moderadores no daban abasto con todo el trabajo atrasado, pero a pesar de ello, lograron que el número de visitantes subiera.

                Un día, unas semanas después, un video se coló en la Comunidad y en todas las páginas de Luis. En él se veía a un hombre muy moreno con un vaso con sombrilla y pajita en mano, en bañador y de fondo una playa paradisíaca. En el vídeo, el hombre decía algo así:

                Hola chicos, soy Luis. Como veis estoy perfectamente, no padezco ningún tipo de enfermedad, ni soy una cucaracha extraterrestre, ni me he peleado con nadie. ¡Me tocó la lotería! Y estoy de viaje por medio mundo. Ahora mi vida está delante del sol y no delante de la pantalla. Siento todas las molestias que habré causado. Y os diré que algún día volveré a contaros todas las historias de mis viajes. Ciao.






NOTA: Este relato está inspirado en un compañero de Blog. Cualquier parecido con la realidad es mera casualidad. Las conversaciones y los personajes son de mi inventiva. Cualquier reclamación, busquen a Luis en el Caribe.


32 comentarios:

  1. No he podido evitar sonreír cuando he leído el mensaje de Luis. Un blog más que añadir a mi pequeña "biblioteca" personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karina. Me alegro de ser agregada a tu Biblioteca personal.
      Un besillo y que disfrutes por estos lares.

      Eliminar
  2. Jajajaja. Algo de esa enfermedad desconocida de este internauta padecemos todos los que tenemos blogs...sin embargo no compartimos esa suerte e la lotería y nos tendremos que conformar con la estufita en casa.
    Divertido relato y en cuantas ocasiones cercano a la realidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me encanta la estufita en casa, me encantaría tener una mesa camilla con estufa debajo. Siempre me han encantado. Y no me hace falta la lotería, con eso sería feliz, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Jajajaja....
    Si Luis, si....
    Seguro que vuelve.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajjaja sencillamente genial, María, me ha encantado!!
    Ya, ya sabemos que no tiene nada que ver con la realidad, pero aún así me ha recordado unas cuantas cosas que sí son reales :P
    Espero no padecer nunca "computamía", parece un trastorno bastante chungo jajajaja.

    Besitos y risas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es un transtorno horroroso, o eso dicen. Menos mal que nuestro prota no tenía nada de eso. Jajajaja
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Siiii, jajaja. Luis volverá a los blogs lo ha dicho en su mensaje cuando se canse de viajar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. El dinero se agota, y cuando lo haga tendrá que volver.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. ¿Y se contagia? Porque yo hace días que me siento rara, a ver si va a ser la computamía, jajaja.
    Me ha encantado, María. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que no se contagie, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias. A veces la vida nos trae las ideas sin pedirlas.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Hola, María, lo prometido es deuda, de manera que me estreno hoy como nueva lectora de tu blog y naturalmente te invito a conocer el mío personal (el nuevo, no el que lleva este nombre).

    Una enfermedad viral, al paso que vamos tod@s en Internet y me ha gustado también mucho la utilización del humor como desenlace de la historia, que seguro continuará...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por mi Rinconcillo. Espero que te guste y que no puedas dejarlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Se ganó la lotería y se olvidó de la comunidad?! Que poco compromiso! Pero espero no herir la sensibilidad de nadie, ya que está inspirado en un caso real. Solo si es un buen escritor se le perdonará Jaja que exagerado.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O se inventó un viaje al Caribe por vergüenza a aceptar que las musas están en paro? Jaja más exagerado todavía, pero hilarante

      Eliminar
    2. Desde luego rumores puede haber para aburrir. Ya queda a la imaginación del lector.
      Te dejo que elijas el final que más te guste.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. original y divertido, sí señor. Me recuerda al Curro ese, que salía siempre en la tele hace años, en un anuncio publicitario, diciendo que estaba en el Caribe. Ni recuerdo lo que anunciaba, pero sí la envidia que me daba, ja, ja
    Bueno, como, de momento no nos ha tocado la lotería, seguiremos con nuestro blog, que es una actividad de lo más satisfactoria ¿no es verdad?... A mí, si me toca, dejaré otras antes que el blog, je, je. Incluso puede ser compatible
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que yo también lo vería compatible, aunque si que es verdad que seguramente me tomaría unos cuantos días para mí, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Esto de las amistades blogueras y de redes sociales es todo un mundo, pero me encanta. Me ha gustado mucho tu relato. En breve haré como Luis, pero igual aviso antes para dar envidia.
    Te sigo y te visitaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji pues ya sabes a dar envidia a todo el mundo.
      Un besillo y bienvenida.

      Eliminar
  12. Me he reído mucho María. Espero no contagiarme de Computamania, jaja, ya era lo que me faltaba. Estás que te sales, jaja ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji reconozco que yo también me reí escribiéndolo.
      No te contagies por favor, que como bien dices, solo te quedaba eso, jajaja.
      Un besillo.

      Eliminar
  13. ¡Qué bueno María!!! jajaja
    Creo que esta enfermedad existe de verdad, y si no es así...tiempo :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja toda la razón te doy. El que no la tenga que tire la primera piedra, jajaja.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.