14/12/15

Ritual de besos



                Las besa con suma conciencia para no equivocarse. Una a una la yema de sus dedos pasan por sus labios. A veces yerra a placer, solo para oír esa pequeña vocecita:

                - Mami que así no es.


                Una risita se escapa de su pequeña boca, y mami empieza de nuevo con el ritual.         



18 comentarios:

  1. Qué bonito!!! Un relato que huele a niña pequeña, a esos besitos tan dulces que les damos...
    Gracias por hacerme sonreir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que me parece que es tierno, los niños siempre me hacenresaltar esa dulzura que sal de ellos.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Bien María yo me inventé otra historia con ese comienzo, pero con más cuento. Ya la subiré al blog.
    Me ha gustado la ternura que has desplegado en tu relato, Las madres es lo que teneis.
    Un beso en cada una de la yema de tus dedos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la ternura de un niño es contagiosa, no se puede evitar. Muchas gracias Francisco. Un besillo.

      Eliminar
  3. Ayyyyy qué bonito!!! En muy pocas palabras dices tanto...besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado,y de haberte llegado con tan pocas palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Qué bonito, qué tierno... me ha encantado, María, es dulzura en estado puro. ¡¡¡Y qué bien se besan esos deditos!!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii cuando están limpios, claro, porque mis hijas tienen siempre las manos como si las hubieran metido en todo lo más pringoso que se te ocurra, mezclado con tierra y demás porquerías, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Qué tierno, María!! Se nota que eres mamá :)

    Un besito de miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii como me gustan darles besos, es lo mejor del mundo. Besarlas y que me besen y me abracen. No hay sensación igual.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Qué tierno! Me he acordado cuando mis hijos eran pequeñitos...este se fue a la compra, este compró un pollo, éste lo cocinó, y éste como era el más gordito se lo comió todo, todo jejeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, jijiji, son grandes momentos, yo aún se lo hago a mis peques.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Corto, pero dice muchísimo...
    Es precioso, me ha encantado :)
    Besillos!!!

    ResponderEliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.