21/12/15

Miradas furtivas



                Me subo al metro como todos los días. Lo cojo en Portada Alta para ir a la Universidad. No lo necesito, pero en él hay algo que me ha atrapado, y ya no puedo vivir sin cogerlo.

  
              Allí me esperan esos ojos negros. Esas miradas furtivas a través de nuestros libros respectivos. Tú lees, yo hago como que leo. Mi corazón desbocado se paraliza cuando oigo el nombre de mi parada.

                Me levanto, me miras, me sonríes y mi mundo cobra sentido. Te espero mañana, a la misma hora y en el mismo sitio.


18 comentarios:

  1. ¡Increíble! Me ha encantado, no tengo más que decir D:

    ResponderEliminar
  2. En el metro se viven amores telepáticos por doquier.

    Buen relato, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí la verdad es que no tenemos metro, así que todo ha sido totalmente inventado, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Ohhhh, el amor platónico... ¡¡¡qué dulce!!!
    Precioso micro, María.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, a ver si este se convierte en verdadero.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Miradas, sonrisas... que dejan con ganas de volver a por más. Qué chulo. ;)
    Un besito. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al día siguiente hay otra nueva oportunidad.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Muy sencillo relato lleno de emociones guardadas como las miradas tímidas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas miradas dan un toque especial a la vida.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Qué microrrelato más bello. Me ha encantado tanta brevedad para expresar algo cotidiano pero lleno de romanticismo. Las miradas cómplices, los pensamientos nos expresados y, sobre todo, la esperanza. Eso es lo que me ha transmitido ese pedacito de historia tan bien contada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me algo que te haya podido transmitir todo eso, a vecs cuando escribimos no sabemos si vamos a llegar a nuestros lectores.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Qué bonito María, las emociones que provocan esas miradas son únicas y tú has conseguido transmitirlo, ;)
    Me voy con una sonrisa, :D
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Esas miradas son inolvidables. Los amores platónicos...
      Jijiji.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Me gusta, muy bueno, has captado perfectamente el instante. A mí siempre me han gustado las historias del metro, de hecho escribí alguna. Te invito a que leas mi pequeño relato "A menos de un metro", en mi blog (búscalo en el directorio de la derecha) y verás que tú y yo no andábamos lejos, ja, ja
    Besos

    ResponderEliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.