19/11/15

Mi pequeño tesoro



                Vuelven a dejarlos debajo de sus camas. Todos dentro de sus cajitas de madera. Los niños se acuestan en su gran habitación. Unos al lado de otros. Su gran familia sin padres ni madres. Solo les queda su pequeño tesoro.


               Todas las noches el mismo ritual, se sientan en el suelo y arrastran su pequeña cajita hacia ellos. La abren y una pequeña luz sale de ella, la observan, la huelen, la sienten, la paladean. Vuelven a cerrarla y la retornan bajo sus camas.

               Sus sueños descansan seguros una noche más.

20 comentarios:

  1. Qué bonito sería hacer esto, incluso a mí me encantaría tener esa cajita debajo de la cama, cuidando mis sueños. Precioso y tierno, María! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a todos nos encantaría tener una cajita de esas bajo el colchón.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Muy bonito yo también quiero una caja de sueños, creo que me la haré. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una buena idea. Yo creo que me haré una para mí y otra para mis niñas.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Me encanta encontrarte entre los comentarios todos los días.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Qué bonito, María. Es un consuelo saber que siempre quedan los sueños, que están a salvo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, debajo de la cama es un buen sitio para guardarlos.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡Precioso! ¡Lástima! el que algunos niños que conocemos tengan esos sueños olvidados, o esos a los que se los han roto o muchos a los que les está prohibido tenerlos.
    cuidemos de los sueños de nuestros pequeños, pues ellos son nuestro tesoro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosas palabras, es verdad que hay niños a los que se les prohibió soñar, y es una verdadera pena.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Emotivo micro. A mí, los cuentos tan cortos me parecen difíciles, por tratar de condensar lo que quieres decir en tan pocas palabras y, lo que es más, transmitirlo. Tú lo has hecho muy bien, de una manera muy sencilla y visual
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Era para un concurso y no podía superar las cien palabras. Es difícil, pero seguro que escribiendo se consigue.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Realmente un pequeño tesoro, no solo lo que encierra la cajita sino lo que encierra este texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro que hayas podido leer entrre líneas. Los niños son nuestro más preciado tesoro, y como dice Francisco, hay que cuidarlos.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Los sueños y la esperanza de convertirlos en realidad alguna vez es la gran ilusión de la vida, un motor que siempre nos ayudará a seguir adelante. Qué bonito sería poder disfrutarlos con todos los sentidos cada noche, como hacen los pequeños protagonistas de tu micro :)

    Precioso, María, me ha encantado. He tratado de darte +1 y de compartir, pero me da fallo del sistema y no me deja, lo siento :(

    Un beso grande de viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, estoy en un momento en el que los +1 y demás han pasado a un segundo plano, pero volveré, jejejeje.
      Los niños son los grande expertos en vivir sueños, deberíamos aprender de ellos en muchos sentidos.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. La paz de los sueños, donde nada malo nos puede pasar.
    Muy bonito María, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de verdad, esos sueños tan fantásticos, los que nos dejan sin aliento, los que nos dan la vida.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.