4/10/15

¿Soberbia yo?






                Hoy quiero hablaros de mí. Así que voy a empezar por presentarme. Me llamo Eva, mi nombre está puesto en honor a la primera mujer que pobló la Tierra. Y es que no merezco menos. No es que yo lo diga, ni que lo diga mi abuela. Es que es así.

                Soy una de esas chicas de las que la gente se vuelve a mirarme, y no solo los hombres, que miran mi delantera, completamente natural y puesta en su sitio. También noto como las mujeres no pueden dejar de mirar mi escote o mi larga melena rubia, y por supuesto ambos se giran para verme caminar. Mis caderas se contonean de una forma natural que no deja indiferente a nadie.

                Aún no he conocido a nadie que tenga un cuerpo como yo. Las modelos tienen demasiada cirugía o Photoshop. Yo soy completamente natural, como Eva. Por eso me dejo observar, visito a menudo playas nudistas para que los demás vean la perfección de un cuerpo bien hecho.

                Pero lo mejor de mí no es mi cuerpo. Sé que terminará por estropearse, por supuesto no seré una vieja de esas que tienen chepa, ni el pelo blanco. No me haré la cirugía, porque las arrugas son hermosas, sí sabes cómo llevarlas.

                Como decía, lo mejor de mí, no es mi cuerpo, sino mi intelecto, mi imaginación, mi forma de escribir. Soy una de esas escritoras aún por descubrir, es verdad que me han rechazado muchas editoriales, pero porque se creen que como tienen un nombre pueden hacer lo que quieran. Ni siquiera leyeron mis obras.

                Ahora he publicado mi libro, la editorial no es muy buena, pero por lo que se ve, tengo que empezar desde abajo, aunque no lo merezca. Teniendo en cuenta que hay libros horribles, de escritores nauseabundos, popularizados por esas grandes editoriales. Y se creerán buenos, porque esas editoriales, que lo único que les dan son la publicidad de su símbolo en la portada del libro, les han publicado.

                Y yo intentando publicar como una loca, porque se ve que mi cuerpo les intimida. Me ven como una rubia de apenas 28 años, que acaba de terminar su tercer Máster, y piensan que soy una niña de papá, que le ha pagado sus estudios. No podían estar más equivocados. Yo solita he conseguido todo lo que tengo, porque soy autosuficiente. No necesito ayuda de nadie para conseguir mis sueños.

                Muchas veces me han tachado de soberbia y vanidosa, me he alejado de esas personas que no me querían bien. Esas personas vagas, que dejan sus cuerpos engordar, que se tumban en los sofás esperando a que les llegue el trabajo perfecto, esas personas que se preparan oposiciones, estudiando encerrados, y pensando que eso les dará el trabajo de sus sueños. ¿Qué me creo mejor que ellos? No es que me lo crea, es que los soy.

14 comentarios:

  1. Buena descripción... sin duda no es soberbia.. es luchadora.. gracias amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de soberbia sí que es... Además de luchadora, claro. Jejeje
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡Olé por Eva! Y no lo digo porque se llame igual que yo, tenga mi mismo cuerpo y mis mismo intelecto. Lo digo porque es verdad. Una no tiene porqué avergonzarse de ser perfecta. ¡He dicho! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji Por supuesto qeu no se debe avergonzar, me estás dando un poco de envidia, jijijiji.
      Mientras no haga daño a los demás, por mí estupendo.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. ¡Bien por Eva! Me habría gustado conocerte hace ¡Huff...varios, por no decir muchos años atrás! Entonces yo también era apuesto, varonil e inteligente y entonces hubiéramos hecho una linda pareja, pero en esa época tú eras recién un proyecto futuro, bromas aparte, me gusta tu manera de valorarte a ti misma, sin complejos ni falsas modestias, ya que si crees en ti, tienes la mitad de tu futuro ganado, adelante, te deseo lo mejor" Tito Fabio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi protagonista se sentirá muy alabada por tus palabras. Seguro que le gustan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. A mi al finall Eva me ha resultado un poquito pedante. Estoy a favor de valorarse hasta el máximo, pero sin quitar ni un ápice de esfuerzo a nadie. Creo que se tiene que aprender a valorar a todo el mundo, a uno mismo y animarse y a los demás, ya que la soberbia también hacer perder a las personas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso esta chica es un poco soberbia, una cosa es tenerse en alta estima, y otra creerse mejor que nadie. Mientras no haga daño a los demás, como he dicho antes, perfecto. El problema está en cuando no se valora el trabajo de las demás personas.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Guay Eva, pisando fuerte le pese a quien le pese,pero su falta de modestia ledará algún que otro disgustillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un poco de modestia, creo que no le vendría mal.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho el escrito, comparto la opinión de Conxita. Es demasiado pagada de sí misma, aunque la vida es una profesora excelente, y sin duda se llevaría más de un palo por su soberbia. Una cosa es ser luchador, otra ya quitarle hasta el mérito a los triunfos ajenos ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. No has dicho nada, que no haya dicho yo antes, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Yo me he reído con esta historia. Porque me lo he tomado como una historia¿no?. Sí ,la chica se valora mucho,quizás bastante pero no le falta razón en lo que dice, Hay libros insoportables de leer y que son publicados solo porque el "escritor" ya es famoso .
    Muy original ,me ha gustado .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia, no tiene nada que ver conmigo, no tengo tan buen concepto de mí como la protagonista, jeje.
      Aunque también estoy de acuerdo con algunas cosas de las que dice.
      Siempre hay algo de mí en lo que escribo.
      Un besillo.
      P.D. Vaya tute te estás dando hoy de Escritora Mamá.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.