30/10/15

Querida Luisa II

            “Querida Luisa:”
            “Querida Luisa”, ya estamos otra vez, esas entradillas me recordaban al colegio, cuando aún se escribían cartas y había que echarlas al buzón, cuando puse un anuncio en la “Súper pop” para escribirme con gente de mi edad.
            “Querida Luisa:
            Sé que has leído mi correo, por lo menos te he intrigado. Ya he dado un primer paso para conquistar tu corazón, es posible que ya seas un poquito menos de Roberto y un poco más mío. Ayer te vi buscándome en el parque. Sé que me buscabas, mirando de soslayo, analizando a las marujas sentadas en el banco, pensando si podría ser yo aquel de la tableta que ignoraba a su hijo. Solo decirte que te equivocas. No soy ninguno de esos. Sí, tengo hijos, pero no los llevo al parque cuando estás tú, porque sé que los perdería, solo tengo ojos para ti. A tu siguiente pregunta, sí, estoy casado. Y como la mayoría de los matrimonios de este país, el mío está inmerso en los muchos años que llevamos juntos. La emoción, la pasión y el romanticismo se los llevó la rutina. Ese mal del siglo XXI. Pero no te escribo para hablarte de mí, te escribo para decirte todo lo que siento por ti. Para decirte que tu risa me ha vuelto a devolver las ganas del amor, de enamorarme. No quiero con esto que te sientas con la obligación de contestarme, me conformo solo con tu mirada y tu sonrisa, y con saber que me lees.
Tu más ferviente admirador.”
            Esto ya clamaba al cielo, encima estaba casado, con hijos. Y va y me lo dice y se queda tan pancho. Desde luego este tipo no tiene vergüenza. Ninguna vergüenza. Aun así, pensando lo peor de esa persona volví a leer sus letras, y no una, sino varias veces. Esta vez no le dije nada a Roberto. Ni siquiera me había vuelto a preguntar por  el correo de ayer. Le daba igual ¿Tan seguro estaba de mí? ¿O simplemente es que ya no me quería? Bueno quererme sí, ya no estaba enamorado de mí, y le daba igual lo que yo hiciera. Mientras le mantuviera la casa limpia, la comida en la mesa, las niñas educadas y de vez en cuando algo de sexo marital, todo vendría rodado.
            Me estaba enfadando, sola, y sin motivo alguno, ese hombre me hacía pensar en cosas que ni siquiera sentía. Tenía que dejar esas reflexiones a un lado.
            Pero no pude. La curiosidad y el sentirme deseada de nuevo pudo conmigo. Todos los días recibía un correo a la misma hora, en mi hora de desayuno. Ya no estábamos solos el lavavajillas y yo, ahora también nos acompañaba el sonido de un nuevo correo, las mariposas de mi estómago antes de abrirlo y mi sonrisa al leerlo.


24 comentarios:

  1. Ayyyy que se nos enamora la niña... qué estrés... pobre Roberto... Me encanta tu relato, porque mantiene la intriga y despierta emociones... qué ganas de leer la siguiente entrega. Un besito, María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el admirador con constancia se está quedando con Luisa.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¿Qué pone en ese segundo correo?
    Vengaaaaaaaa, publícalo yaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Este tío está fatal y ella parece ser que también. No auguro nada bueno, pero el romanticismo se palpa y es posible que en tus manos, María, la sorpresa sea grande. Continúo atrapado, más!!!
    ¡Abrazo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy no sé yo si os decepcionaré. Es todo romanticismo, ndad de asesinos ni cosas por el estilo, jajajaja
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Parece que el admirador secreto persevera en su propósito, habrá que ver hasta donde :)

    Besillos, María!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, habrá que ver hasta donde llega. Jijiji
      No tardarás mucho en averiguarlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Ay! Las mariposas aparecieron! Eso es que empieza algo..bueno, no pasa nada por conocer a ese admirador...no? Emocionante, Maria! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii las mariposas ya han llegado. Pobre Roberto, que no sabe nada de todo esto.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Ains, yo me estoy agobiando... Yo te veo saliendo por lo romántico pero mira que si este tipo tiene más de psicópata que otra cosa. No me fío yo. En tus manos está querida, jeje
    A ver hasta dónde nos llevas. :)
    Besitos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ya está escrito y no voy a cambiar el final. El hombre no es malo, ya te lo digo yo, solo es que se ha enamorado de Luisa.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. No tiene ninguna vergüenza!!! Pero ella ahí, esperando cada día el correo y con mariposas... jajaja
    Por cierto, qué pone en los siguientes correos? :)
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja el pobre no tiene la culpa de nada. ¿Qué se puede hacer ante los desiginios del corazón?
      Besillos.

      Eliminar
  8. El amor llama al su... bandeja de entrada. Estas cosas no siempre acaban bien, pero la temporada de las mariposas bien valen el riesgo. Un abrazo Maria!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelen acabar bien, pero, ¿quién sabe? a lo mejor en esta ocasión hay solución para todos. Incluso para Roberto.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. María, hay una parte de mi que le encanta el romanticismo con todo esta sombra de misterio (ahora que ya sé la pista), pero la otra parte... ¡están los dos casados! Que poquito respeto... un juego muy peligroso, donde siempre se pierde más del que se gana.
    Con muchas ganas de que se desvele el final, :)
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un juego muy peligroso. No se debería jugar a este tipo de cosas. Pero bueno a ver que nos depara este jueguecito a tres.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. ¡¡Ayyyyy!! Palabrita de Campanilla que, cuando he leído "Querida Luisa I", he pensado que no era un Relato, que era verdad, vamos... Que te habías levantado una mañana y encontrado con un "Querida Luisa" en plan e-mail equivocado... Peeerooo... Luego he seguido leyendo y me he dicho "¡Coñe! Esto no puede ser... ¡¡Si María está Loquita por su Marido!! ¡¡Y su Marido por Ella!!" *-* y, entonces, me he dado cuenta de que empezabas una nueva Colección de Relatos ;)

    Y ahora que leo su continuación... Y que también he leído la pista... Y que sé que todo es Romántico... ¡¡Suspiro aliviada!! Porque vamos... ¡¡Me había dado muy, pero que muuuuy, mala espina!! u.u

    ¿Qué pasará con las Mariposas? #CuriosidadModoOn

    ¡¡Besotes Súper Grandes, María!! ;3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tanto terror y tanto asesino se nos están calentando las neuronas. No vemos nada más que sangre por todas partes. Esto es un poco de amor, que nunca viene mal.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Uuuyyyy, que la cosa se pone seria. La verdad, como al resto de compañeros, me puede la intriga, porque estoy seguro de que nos vas a sorprender, quizás en este caso con una historia de amor, que como tú muy bien dices, nunca viene mal, je, je
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una historia de amor, y podría decirse que acabará bien para todos. Aunque para algunos más que para otros.
      No doy más pistas, jejejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Nuevos mensajes, nuevos pensamientos en la protagonista, la misma rutina mañanera salvo un detalle... ya no está sola con el café y el lavavajillas... jum jum. Bueno, poco a poco se traza el camino final para ambos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, poco a poco. Mañana conoceréis el final.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.