27/10/15

La Búsqueda XXII





SINOPSIS DE LOS PERSONAJES

HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
 
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.

Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero Ede los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.

Shiary: Hermana de Sharku.

Morathi: Elfa guerrera.


 CAPÍTULO XXII

                Ellyon se despertó sobresaltado. Aún era de noche fuera y las brasas de la chimenea seguían ardiendo. Los demás parecían dormir plácidamente. Pero un movimiento le hizo girar la cara. A su alrededor estaban todas las maestras, con los brazos extendidos y los ojos cerrados movían los labios sin emitir sonido.

                Ellyon cerró los ojos de inmediato. Se sentía invadido, y a la vez haciendo algo que no debería hacer. La voz de Eglantina sonó en su cabeza “duerme Ellyon”. Un sueño lo invadió de repente y no se despertó hasta que los demás buscadores ya estaban levantándose.

                El sol empezaba a salir por el horizonte. Sin hablar, cogieron sus mochilas ya preparadas y salieron de la cabaña.

                Fuera estaban todas las hadas haciéndoles un pasillo. Ninguna hablaba, todas, incluso las más pequeñas sabían el significado de aquel viaje. La importancia que se le daba a aquel momento.

                Al final de toda la fila estaban las reinas y las maestras. Una a una se acercaba a los buscadores y unían sus frentes. Las reinas daban presentes a cada buscador. Arien le dio a cada uno una semilla. Nimue una especie de piedra en forma de huevo, al mirarla a Ellyon le pareció ver fuego en su interior, sin embargo estaba fría. Oonagh les regaló una calabaza llena de agua, estaba encantada. Nunca se quedaba vacía. Moira no les dio nada tangible. A cada uno le regaló una palabra, todas distintas y solamente para ellos. Cada uno sabría cuando tendría que utilizarla.

                Los buscadores se dirigieron  al valle donde habían quedado con los elfos y con Fénix. Cuando llegaron, ya estaban esperándolos. Allí estaba Sharku, Dagmar, y dos elfas más. Eran más altas que los elfos hombres, y más estilizadas. La más alta de todos se presentó como Shiary, la hermana de Sharku. Para ser su hermana era más guapa que él. Podría ser porque su cara no reflejaba tanta maldad.

                La otra elfa los miraba a todos con aires de superioridad y dijo su nombre simplemente. Se llamaba Morathi. La fiereza de su mirada daba escalofríos. Ellyon supo que se mantendría alejado de ella todo lo que pudiera.

                El Fénix se elevó al cielo y comenzó el vuelo. Todos lo seguían desde el suelo, excepto Licke que volaba entre los árboles zigzagueando y dejando caer gotitas a su paso. Los demás iban a paso ligero. Morrigu prefería ir al lado de los elfos, porque quería saber más de Dagmar, Abatwa no se fiaba de sus nuevos amigos y Edrielle optaba quedarse vigilando los pasos de Abatwa. Su temperamento ya les había causado algún que otro problema. Ellyon era el único que no podía volar como los demás, así que no le quedaba más remedio que ir por el suelo.

                El primer día anduvieron sin descanso, y no pararon hasta caer la tarde. No habían comido nada y estaban desfallecidos. Se hicieron dos hogueras y los elfos y las hadas se sentaron separados. De vez en cuando Morrigu miraba hacia Dagmar, y en más de una ocasión estuvo a punto de acercarse a hablar con él. Solo las miradas de Morathi la detenían. Ningún otro ser la intimidaba tanto como ella.

                - Ya habrá tiempo. El camino es largo. – Edrielle no se dirigía a nadie con aquella intervención, pero Morrigu sabía que aquellas palabras eran para ella.



6 comentarios:

  1. Tan complejo y bonito a la vez...el mundo feérico y los personajes que le rodean siempre me ha gustado leerlos..q voy a decirte yo, Maria, pues que me encanta esta historia, donde los elfos, buscadores, hadas se juntan y mezclan por una causa. Te sigo! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy no sé si lo haré bien para gente experta como tú en estos temas. Yo soy una mera aprendiz.
      Me alegro de que te guste.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Nos hemos puesto en marcha en esta búsqueda de proporciones épicas. Elfos y hadas, codo con codo, en busca de los huevos de dragón. Al igual que a Morrigu, a mí también me inquieta la tal Morathi. De nuevo me sorprendes con la inclusión de más personajes y con la trama de este relato. Un placer leer y sentirme inmerso en esta fantástica y apasionante obra, María.
    ¡Abrazo enorme, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no liaros mucho con tanto personaje. No sé sí se está haciendo demasiado largo. Solo sé que las visitas bajan con mi Búsqueda, jejeje.
      Me alegro de que te siga gustando.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Primer día de la esperada Búsqueda. Algo que me ha encantado de esta historia, es que la Búsqueda haya tardado en llegar. Todas esas tramas que has creado antes de llevar a cabo de lo que en realidad se trata la historia, de lo que le da título, han ayudado a presentar a personajes y la mitología que hay alrededor de ellos, y ha surtido efecto. Ahora nos encontramos en medio de la Búsqueda, con dos grupos diferenciados y enfrentados, el de los elfos y las hadas... y aún se mantiene la importancia de las relaciones entre los personajes, aún sigue siendo una historia de personajes que no pierde pulso.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te parezca así, la verdad es que es díficil continuar con la historia dándole el mismo sentido que tiene hasta ahora. Me dan ganas de acabar la búsuqeda en un capítulo, jajaja.
      No quiero plagiar a nadie y tengo demasiados libros de fantasías en mi cabeza como para no sacar de uno o de otro.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.