19/9/15

No deseado. Parte II

      Este relato está escrito a dúo con Eduardo Olmedo para el concurso de El Círculo de Escritores "Relatos a Dúo".
 
      Para leer la primera parte pincha aquí.

PARTE II


                La lluvia caía con fuerza, mientras yo estaba parada en mitad de la calle, esperando algo que estuviera a punto de venir, pero no lo hacía. Con los brazos caídos por mis costados, mi ropa empapada y mi rímel tiñéndome la cara, miraba al infinito a la espera de que se diera la vuelta de una vez y me mirara.

                Seguía andando, no me iba a dar la vuelta, se lo había dicho, le había dicho que haría lo que fuera, era mío, mío y lo tendría entre mis manos, quisiera ella o no. Me daba igual su carrera, su trabajo, y su vida. Lo quería, y no iba a permitir que me dejara sin él. No tenía ningún derecho, no me lo podría quitar. Aunque tuviera que ir a juicio.

                Seguía allí plantada esperando a que volviera a aparecer por la esquina que se lo había tragado. No podía ser tan egoísta, tenía que pensar en mí. Llevaba años luchando por esto, y no me lo iba a estropear los deseos infantiles de un hombre que no sabe ni plancharse una camisa, es más, ni lleva camisas.

                Antes no le importaba mi forma de vivir, antes le daban igual mis apariencias, antes vivíamos felices, y mis masajes me habían dado el dinero suficiente para vivir. Ahora las listas de espera de mi consulta eran de meses. Pero ella me seguía diciendo que no maduraba, que no podía seguir viviendo así, sin llevar una camisa.

                Estaba a punto de ascender, iba a pertenecer a la directiva de mi empresa. Y él no iba a echar todo mi trabajo por tierra, no sé cómo pretende que lo deje todo solo por un descuido de una borrachera.

28 comentarios:

  1. Os deseo mucha suerte, a ver si consegúis el premio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay relatos muy buenos, lo bonito de esto ha sido conocer a otro escritor espectacular, y divertirnos trabajando juntos.
      Un besillo.

      Eliminar
    2. Ha sido muy gratificante la experiencia. Me has ayudado a hacer algo que quise desde hacía tiempo. Sin ti no habría sabido abordar el tema como se puede ver en nuestro relato conjunto o cooperativo. Estoy muy contento con nuestro resultado.

      Eliminar
  2. Muy buen final María. A mí se me ha quedado sobretodo (Hay más puntos seguro) el egoísmo personal ante decisiones que pueden cambiarnos la vida. Me ha encantado
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque ella no sabe lo que se pierde. Jejejeje. No ha visto el lado bueno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Final inesperado. Cuando no hay más intereses que el puro amor por medio, todo marcha bien...Cuando se cruzan los intereses económicos, laborales y los flirteos...todo se tuerce.
    Buen final para un buen planteamiento.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hoy en día es difícil compaginar ser madre con ascender en tu carrera. Pero no imposible, ella aún no lo ha visto.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Como le decía a Eduardo, me alegra ver que habéis trabajado de modo cómplice. Este texto refleja una situación que debe ocurrirle a más de una pareja o amantes pasajeros, y donde aparecen el egoísmo o la obsesión de uno y otro en función de sus verdaderos deseos para el momento en el que todo pasa.

    Un beso María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil ponerse de acuerdo cuando en los aspectos principales no hay consenso. Un abrazo.

      Eliminar
    2. El tercer corazón parece que será una verdad silenciosa.

      Eliminar
  5. ¡Otia! O.o

    Voy a escribir el Comentarios por partes ;)

    12:42 -> Me quedo con cara de O.o tras leerte... ¡Noooo me lo esperaba! ¡Voy a volver a leer el de Eduardo y regreso!

    12:44 -> "Todo está decidido ya..." ¡¡Juuum!! ¿El final? Sí... ¿No? ¡Voy a leerte otra vez!

    12:46 -> Me he leído solo la parte de Ella, saltándome los Párrafos... No sé... No me cae muy "así"... También está siendo un poco injusta... Tampoco le puede pedir a Él que lo deje todo... ¡Leches! ¡Qué también tiene sus Sueños! Pooor cierto... ¡Me mata su mala leche! ¡Con lo de las camisas! ¡Arriba las camisetas! ;)

    12:48 -> Lo leo a Él (Aunque ahora dudo que sea Él xD)... Me descoloca... Me siento muuuy descolada... "Lo quería, y no iba a permitir que me dejara sin él. No tenía ningún derecho, no me lo podría quitar. Aunque tuviera que ir a juicio."
    ¿Un bebé? ¿Un perro? Podría ser la custodia de un Perro... ¿No?

    12:51 -> Vuelvo al punto de la Borrachera... ¡Sí! ¡Tiene que ser un bebé! *-* Aiiix... ¡Que lo tenga! ¡Y que se lo quede Él! (Vuelvo a pensar que es chico) ¡Qué seguro que es un Gran Papi!

    12:52 -> Hoy es toy muy Pavis... ¡No me lo tengas en cuenta! Ni el tocho-comentario... Que cuando me pongo a escribir... ¡Se me va! u.u

    ¡Besotes Gigantes! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja como me he reído con tu comentario. Sí definitivamente ella está embarazada de su pareja. No quiere tenerlo, pero él sí. En definitiva, así se puede resumir, jajaja.
      Un besillo guapi.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho, María. Además me habéis hecho recordar una historia similar -no personal pero sí cercana-. Yo estoy con Campanilla, ¡qué le den a las camisas! jeje Y es cierto que si una mujer realmente quiere puede compaginarlo todo, pero claro, eso conlleva sacrificios que no todas están dispuestas a aceptar. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación es difícil, ¿carrera o hijos? No se debería tener que elegir, eso es lo malo.
      Y por cierto, camisetas al poder, jajajaja.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Que relato tan real de lo que pasa en nuestros días. Cada vez se aplaza más la maternidad y se pone por encima las metas propias. Pero si uno administra bien el tiempo se puede con todo, sino que lo digan nuestras madres que en su mayoría han salido adelante con trabajos y críos!! Jum!! Felicidades a los dos, gran y reflexivo relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón del mundo. Se puede con todo, sea más difícil menos, ahí están las ganas que les echa una. Y con respecto a nuestras madres, tengo una teoría, sin ofender a nadie.
      Creo que a cada generación las madres nos volvemos más flojas. Ni punto de comparación tengo yo con mi madre, y ya no digamos con mi abuela. Supongo que las comodidades hacen que para nosotras sea más fácil. En fin que me enrrollo con el tema. Jajaja.
      Muchas gracias por pasarte.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Me ha gustado mucho, es un relato muy actual. Lo que se plantea podría suceder en cualquier casa de cualquier pareja.
    Un abrazo Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo actual, y aunque me gustaría decir que la idea fue mía, no es así, jajaja. Es de Eduardo que escribe fantásticamente bien.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Estupendo relato que toca temas muy actuales y muy conflictivos, si aparecen, en la vida de pareja. Lo que más me ha gustado es que lo planteais todo sin involucraros, solo ponéis de manifiesto los puntos de vista de los protagonistas y nos dejáis lo de tomar partido a nosotros, los lectores. Muy original la forma de plantearlo, me ha encantado!!

    Besillos de madrugada, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es mejor no involucrarse en estos temas, sobre todo en los relatos. Ahora, no te digo que no escriba alguna entrada haciéndolo, jajajaja.
      Muchas gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Me ha parecido un desenlace totalmente imprevisto y cargado de sentido de principio a fin tras leer ambas partes. Magnífico, real y muy emocional. Un relato a dúo muy bien elaborado en trama y plasmado con meticulosidad. Gran trabajo, compañeros.
    Abrazos, Hermana de Letras. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es qu mi compi me lo ha puesto muy fácil, a la hora de escribir. Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  11. Imagino que no lo tendrán... Ganará ella...
    Me ha dado penita, este final, la verdad.
    Un abracico.
    Por cierto: ¡yo también prefiero las camisetas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día me dijeron algo que creo que tenían razón. Cando alguien discute por algo, simepre gana el no. Y es que sí no queires hacer algo, nadie te puede obligar. Es algo que me dio que pensar.
      ¡Camisetas al poder!
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Un final inesperado para un relato que encierra toda una reflexión sobre la actualidad.
    Muy bueno.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico. La verdad es que la idea fue de Eduardo. Y es una gran idea. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Una buena historia narrada desde el punto de vista de ambos personajes en la que se habla de las decisión personales, del egoísmo, y todo impuesto sobre el amor. Un relato que habla de un tema complejo, por lo humano y real que es.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un tema complejo y muy actual. Me alegra haberte llegado.
      Un abrazo Compañero.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.