2/9/15

La escritora III



                Lo importante de mi personaje es que está sola, no tiene a nadie, excepto a su abuelo moribundo. Tengo que asegurarme de que nadie me relacione con ella. Me han visto en el bar hablando con ella. Pero no más tiempo que cualquier otro cliente.


                Es posible que alguien la haya visto darme su dirección, pero no estoy segura. Me pongo a recordar la gente del bar. Un matrimonio mayor un poco acaramelados en una mesa. Una chica mirando su móvil en otra. Un hombre leyendo el periódico en la barra. Dos amigos hablando acaloradamente en otra mesa y una viejecilla con su carro de la compra en la barra.


                No hay problema de que ninguno me delate.


                Ahora me queda decidir si quiero que mi personaje se suicide o sea un asesinato que la policía deba resolver. Está claro que un suicidio no tendría mucho recorrido en mi novela. La policía no investigaría. A no ser que me dejara alguna pista que hiciera sospechar que alguien la ha matado haciéndolo pasar por suicidio.


                También podría matarla, dejando un reguero de sangre por toda la casa, la policía científica se volvería loca. O podría hacerla desaparecer con ácido.


                Sea lo que sea, me tengo que decidir pronto porque solo tengo el día de hoy. Tendré que aprovechar esta noche. No tengo otra oportunidad.


                Aunque ahora me asaltan otras dudas. La policía investigará su puesto de trabajo. Y ahí estaré yo, cuando salga mi novela descubrirán todos los secretos. Sabrán que he sido yo. Pero bueno, tampoco pasa nada, se puede escribir desde la cárcel, y en este país no existe la pena de muerte. Además mis libros alcanzarían un gran éxito. Le daría a la gente lo que más les gusta, el morbo de una escritora asesina.


                Pero si me meten en la cárcel, ya no podré matar a más protagonistas. Ya no podré escribir más libros. Lo mejor será encontrar tantas víctimas como pueda antes de dejar que me atrapen. Así podré seguir escribiendo todo lo que quiera.


                Pero lo primero es lo primero. Tengo que centrarme. Rosa me espera. Y no sabe que yo seré su verdugo, su liberación de este mundo.



12 comentarios:

  1. María, me gustó mucho la continuación del relato. Besitos, amiga. Que disfrutes del día. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado. Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡Wooow! Totalmente maquiavélica, detallista y perturbada. Su objetivo está muy claro y hará lo que crea más oportuno por alcanzar fama mundial. Un personaje y una trama realmente estremecedoras. Apasionante mundo de maldad en nombre de la eterna gloria. Un relato que crece de manera brillante, una perversa genialidad.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hermano de Letras. La verdad es que no sé por donde nos va a salir esta escritora. Espero que no sea tan mal como parece, pero nunca se sabe... Un besillo.

      Eliminar
  3. Así que una de dos, o nos encontramos ante una posible asesina/escritora en serie documentándose a golpe de sangre, o estamos ante una posible sorpresa por si la camarera lograra salir indemne de la jugada..

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummmm puede ser que al final sea todo mera inspiración y al final no se decida. Veremos a ver como va la cosa. Un besillo.

      Eliminar
  4. El morbo de una escritora asesina... ¡genial María!
    A ver que pasa ahora, :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A ver como continua la historia. Un besillo.

      Eliminar
  5. Las disquisiciones mentales de esta escritora asesina me ponen los pelos de punta, María. Sin duda es una de las "malas" muy malas!! Veamos por qué método se decanta para eliminar a su primera víctima y protagonista...

    Muy bueno, me está gustando mucho!!

    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poquillo mala solamente. Es lo que tiene el egoísmo, que solo piensas en ti. Veremos a ver que le pasa a esta escritora un poco egoísta. Un besillo.

      Eliminar
  6. ¡Ay! ¡Por Dior!
    ¡A esta Chica se le ha ido la Pinza de una manera muuuu sangrienta! u.u
    Eso sí... Como consiga convencer a las Musas a base de Muerte y Asesinatos... ¡Tengo la sensación de que su Novela va a ser todo un éxito! #SeSabe
    Aunque... Me da miedito u.u No sé... En el fondo, creo que, en realidad, está demasiado cuerda... Pero demasiado, demasiado...
    ¡Aiiix! ¡Curiosidad mil por saber qué va a liar!
    ¡Super Besines, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la escritora sabe muy bien lo que quiere, y va por ello sinmiramientos. Eso es lo malo, que hace parecer que está loca. UN besillo guapa.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.