10/9/15

La búsqueda XVIII



SINOPSIS DE LOS PERSONAJES

HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.
Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero de los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.


CAPÍTULO XVIII

                Todos se movieron para dejar espacio a los dos luchadores. Morrigu se puso en un extremo del círculo que habían despejado. Detrás se colocaron los demás buscadores. Uno por uno se acercó a la Salamandra y pegaron sus frentes. La última unión antes de la lucha. Los últimos ánimos que alentaban a Morrigu. Estaba seria y concentrada.

                En el otro extremo estaba Dagmar, Zelantina a su lado. Se acercó a él y le hizo una especie de caricia. Todos los miraron con sorpresa. Pero ninguno expresó ningún tipo de emoción. Sharku se acercó a él y en un susurro casi inaudible le dijo:

                - Ser hijo de una reina no te hace ser un guerrero. Solo eres el niño de mamá.

                Hada y elfo se quedaron solos, mirándose y midiéndose sin moverse. Sin esperarlo, los dos al mismo tiempo se lanzaron hacía el otro. Morrigu no voló. Prefería guardarse sus armas por si le hacían falta. El choque de sus espadas resonó por todo el valle. Ninguno se amedrentaba por los ataques del otro. Al contrario, cada vez eran más rápidos y más certeros. Dagmar hirió a Morrigu en el brazo izquierdo. Un simple arañazo que lo hizo sonreír. El hada no le dio importancia y siguió luchando. Ahora era ella la que hería al elfo. La sangre salía por su pierna derecha.

                La lucha era encarnizada, y a pesar de las varias heridas que ya tenían, seguían el ritmo marcado desde el principio. En un despiste del hada, el elfo consiguió quitarle la espada que salió volando, clavándose en un árbol cercano. Solo le quedaba volar para poder recogerla antes de que él la venciera. Intentó alzar el vuelo, pero sus alas no respondían.

                - No puedo volar.

                - Has perdido.  El ave es nuestra. – Dijo Dagmar mientras acercaba la punta de su espada al cuello del hada.

                Glasting, la maestra de las Salamandras se acercó a su pupila. Olió sus heridas y acercó un botecillo que tenía en su zurrón para coger un poco de sangre, le echó un líquido violeta, que al contacto con la sangre se volvió verde de inmediato.

                - ¡La ha envenenado! ¡Sucio elfo oscuro!

                - ¡Abatwa! No es de tu incumbencia. Nadie ha dicho que no pudieran usarse pociones. – Arien amonestó al Dríade sin gritar. Y a pesar de no alzar la voz, surtió el efecto deseado.

                - Solo es una pequeña poción de Áximo, en unas horas podrá volver a volar. – Dagmar sonrió con autosuficiencia. – No es justo para la pelea.

                - Lo que no es justo es que se utilicen armas oscuras para limitar al oponente. Morrigu vuela porque es un hada. Va dentro de ella.

                Abatwa estaba tan indignado que no era capaz de callarse.

                En medio de aquellas palabras, el Fénix llegó aterrizando desde el cielo hasta el centro donde habían luchado el hada y el elfo.  Abrió sus alas y emitió un sonido que dejó a todo el mundo sin respiración. Nadie se movía, todos miraban aquellas plumas naranjas, amarillas y rojas que bailaban al son de la brisa.

10 comentarios:

  1. Hola!!!! Ya sabes que me tienes enganchada, esas hadas del Fénix me han hipnotizado. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji muchas gracias. El fénix es muuuuuy especial. Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡¡Aaaaaaaawwwwwww!!
    ¡¡Mis atracones de tus Capis y yo!! ;)
    ¡¡Aiiiix!! ¡¡Que emoción!! ¡¡Mi Morrigu luchando!! *-*
    ¡¡Ufff!! Ese Dagmar... ¡¡Es muuuu inteligente!! ¡¡Malo!! Pero... ¿Por qué? ¿Por qué siempre me siento atraída por los Personajes Oscuros y Malosos? ¡¡Ains!! ¡No puedo evitarlo! ;)
    Utilizar veneno para que mi Salamandra no pueda volar... ¡Venganza!
    ¡Me he leído los Tres Capis del tirón! *-*
    ¡Besotes Gigantes, Guapita! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji me alegro, sanbía que te gustaría este capítulo. Veremos a ver en que queda la batalla y si Fénix se va con los elfos...
      Un besillo grande.

      Eliminar
  3. Las alas bailan al son de la brisa...
    Qué espectáculo m´s hermoso!
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy que bonitas palabras. Muchas gracias. Un besillo.

      Eliminar
  4. La primera escena en la que se desarrolla una lucha que te leo y la verdad, lo has hecho muy bien. Esas frases cortas y directas son esenciales, y las has controlado. Espero que haya más de estas en un futuro, desde luego, esta historia que en principio iba únicamente de Ellyon y su búsqueda se ha complicado, creando un narración con muchos personajes, motivos y mitología oculta.
    Un abrazo, Compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que me lo digas porque me preocupaba mucho esta escena. No es fácil crear las luchas, Me resultan momentos complicados, así que me alegro de haberlo hecho veraz.
      Un besillo compañero.

      Eliminar
  5. Sentir la lucha cuerpo a cuerpo, las heridas y las malas artes en el terreno, una experiencia narrativa intensa y excitante. Me ha encantado este capítulo, sobretodo ver al Fénix posarse en el centro de la escena y exclamar su indignación, no creo que sea de su agrado que se use su ser como trofeo alguno. ¡Abatwa se ha enfadado y no callará! ;) Genial, María.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Fénix en medio de todo, no sabemos que decisión tomará ahora que la batalla ha acabado con los elfos como ganadores.
      Un abrazo Hermano de Letras.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.