22/8/15

La escritora



                Hoy quiero contaros mi historia. Mi nombre no viene al caso. Además no quiero decirlo, porque seguramente os sonará. Y algunos o algunas querrán pedirme un autógrafo. Me pasa de vez en cuando.


                No, no soy una actriz de Hollywood, no soy Lady Gaga, ni ninguna otra cantante. Soy escritora. Soy escritora y de las buenas. Soy de esas que se ganan la vida escribiendo. De esas pocas afortunadas.


                Desde pequeña escribir era mi pasión, escribía por todas partes, los márgenes de mis libros de matemáticas estaban llenos de letras. Las mesas donde me sentaba ya no eran verde escolar. Tenían un gris carbón que delataba mis momentos de creatividad.


                Así que un día, con tan solo 19 años, mientras leía un libro que se deshacía en mis manos, pensé. Sí este libro está publicado, yo también puedo publicar uno. Con lo que me puse a escribir como una loca en mi máquina de escribir. Mis dedos volaban entre las teclas, y las ideas iban y venían.


                Lo terminé en menos de un mes y lo mandé a todas las editoriales que encontré. Las fotocopiadoras de mi barrio temblaban y mi bolsillo también. Más de 400 páginas de terror y asesinatos. Pocas editoriales me contestaron, y las que lo hicieron me rechazaban amablemente. Lejos de venirme abajo me fui a la librería más grande de mi ciudad y empecé a observar a la gente que hojeaba los libros.


                Comencé un ritual, todas las tardes visitaba la librería con los ojos puestos más en la gente que en los libros. Pronto me di cuenta que donde más visitas había era en novela romántica. Nunca he sido una de esas chicas romanticonas que suspiran por el chico de sus sueños. Pero decidí que haría una investigación exhaustiva del género.


                Y cambié mi escenario por mi biblioteca. Busqué todo tipo de títulos del género, y me puse a investigar. A la vez que leía, escribía como loca en mi casa. Varios títulos decoraban mi mesa de escritorio. Montones de folios escritos se acumulaban por mi habitación.


                Y después de meses escribiendo y leyendo sin parar, comencé a mandar novelas a concursos y editoriales. Siempre sin dejar de escribir ni de leer. Pronto llegó mi oportunidad y mi primer libro salió a la venta. Después de ese vinieron muchos más y poco a poco, me fui haciendo con el mercado editorial. De mi mente salían relaciones estupendas, con hombres maravillosos.


                En mi vida personal, no había ese tipo de relaciones, pero tampoco las buscaba. Solo tenía un sueño, un sueño que seguir y cumplir. Nunca había querido tener hijos, el instinto maternal nunca había llamado a mi puerta. Con lo que me dedicaba a escribir.


                Ahora llevo un tiempo cansada de buscarles amores a mis protagonistas, de sacarlas de problemas por el simple hecho de encontrar la persona amada. Quiero escribir otra cosa, quiero escribir sobre crímenes. Me encantan las series policíacas, siempre adivino el asesino. Me encantaría poder escribir un libro del que nadie supiera quien es el culpable hasta la última página.


                Pero para eso tengo que investigar, tengo que salir a la calle y ver. 
Leo las páginas de sucesos de los periódicos, veo las películas de acción, incluso las de serie B. Series como Colombo, Diagnóstico asesinato, Mentes Criminales, CSI en todas sus versiones, El mentalista, Castle,… incluso Calígula, (los romanos fueron los grandes expertos en traiciones y elucubraciones).


                Pero me falta algo, tengo que vivirlo en primera persona, todo eso no me sirve. Llevo varios días fijándome en la camarera del bar donde voy a desayunar. Es una chica normal, pelo castaño, figura no muy destacable, y ojos marrones. Una chica del montón, una chica imprescindible, la protagonista de mi próxima novela.


Continuará…




20 comentarios:

  1. Esto promete con el arranque que le has dado...
    Espero la siguiente entrega
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que os siga gustando. Un besillo.

      Eliminar
  2. Estoy con Francisco, esto promete. Esta escritora tiene mucho que decir, mucho que plasmar... Me recuerda a mi Hermana de Letras... Espero sus palabras al igual que las tuyas, con gran expectativa y emoción.
    ¡Abrazo, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, espero no seguir sus pasos, porque creo que se va a adentrar en un camino oscuro. Un besillo Edgar.

      Eliminar
  3. Me gusta la idea de dejarnos a la espera! La historia de la camarera tiene buena pinta! Un besito María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto descubriremos que se trae entre manos esta escritora tan prolífica. Un besillo.

      Eliminar
  4. Excelente inicio, me he quedado en suspenso y en espera de la continuación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Pronto tendremos continuación, espero que te siga gustando. Un besillo.

      Eliminar
  5. Saludos María, tras unas semanas algo liosas con los comienzos de mi blog, ya puedo curiosear unos cuantos, y hoy encontré el tuyo :)

    Sin duda me ha gustado la dirección en la que se ha ido enfocando el texto. Una persona con un sueño que opta por un camino que le permitirá con la fama retomar ese sueño de escribir sobre crímenes. Y una buena forma de mantener el suspense hablando de la necesidad de...tener prácticas de campo para escribir con más veracidad.

    ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los comiezos de un blog siempre tienen muco lio. Pero todo es empezar.
      Sí, no sé que es lo que tendrá en mente esta escritora. Espero que no sea nada malo, aunque nunca se sabe...
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Me temo que aquí va haber más que frases escritas. Me huele a sangre... Muy buen comienzo y se abre el apetito lector tras estas líneas. Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummmm esta escritora aún tiene mucho qued ecir. Un besillo.

      Eliminar
  7. Wow! Me has atrapado de una manera espectacular con estas pocas líneas.

    Esta escritora huele a algo muy turbio escondido detrás. Y la verdad... tengo muchas ganas de saber qué es ��

    Un abrazo compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos a ver que nos esconde esta escritora. Es posible que sea algo turbio, o no... Me alegro de haberte atrapado. Un besillo.

      Eliminar
  8. ¡Nos has dejado expectantes!
    Vaya final...
    Una chica del montón, una chica imprescindible, la protagonista de mi próxima novela.

    Más María, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expectantes, jeje pronto sabermos más. Un besillo guapa.

      Eliminar
  9. Creo que una nueva asesina se va prefilando a través de tus letras para alegría nuestra como lectores y como seguidores tuyos. Me encanta la idea! Espero la continuación expectante :))

    Besillos de martes, María!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm puede ser, una nueva asesina, pero esta sin los ojos azules. Veremos a ver como sigue... Un besillo Hermana de Letras.

      Eliminar
  10. Intrigante...es la primera vez que leo algo tuyo, pero estaré a la espera. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Cuando quieras puedes pasarte por mi rinconcito. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.