1/8/15

Amor invencible




                Desperté sin saber exactamente donde estaba. Abrí los ojos y una habitación desconocida me devolvió la mirada. Las paredes blancas, las sábanas blancas. Me miro los brazos y de él salen miles de tubos. Observo a mi alrededor, aquello parece un hospital. Intento hablar no me sale la voz.


                A mi mente viene una imagen, una risa de mujer, un baile de madrugada, una voz susurrándome al oído, un beso fugaz, una noche de caricias, de amor. Su nombre, no lo recuerdo. Intento esforzarme. Lucía, sí, Lucía, mi Lucía, mi amor.



                Entra a la habitación una mujer desconocida. Se sorprende y se va. No puedo llamarla, mis cuerdas vocales no me responden. Vuelve con un hombre. Me mira, me toca, mira los monitores a mi lado. Me habla como si fuera un niño pequeño. Me informa de que llevo en coma siete años, de que no tenía documentación, de que no sabían quién era, de que no se pudo informar a nadie…


                Han pasado dos semanas desde que desperté de mi letargo. He empezado a hablar. Mi voz me responde, hoy voy a llamar a mi esposa, a Lucía, a mi amor. Estoy nervioso, me han traído un teléfono. Un pitido, dos, tres,…


                -¿Si?


                - Lucía. – Susurro.


                - ¿Jose?


                Un llanto desbocado, risas entre lágrimas.


                - ¿Jose eres tú?


                - Sí, soy yo. Lucía te amo.


                Llanto, llanto y risas, dolor de años, amor invencible.



16 comentarios:

  1. Un bello sueño. Porque si te miras la realidad ha quedado erradicada de un plumazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara. Gracias por pasar y comentar. Un besillo.

      Eliminar
  2. Suerte que en esos siete años tuvo el sueño con su mujer, esa fuerza bien podría valer un despertar del coma.
    Muy emotivo el final María.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe lo que hay detrás de un coma, pero bien es verdad que el amor es una fuerza muy poderosa. Me alegro que te haya gustado. Un besillo.

      Eliminar
  3. Qué bonito Maria! Y qué duro enterarse de esos 7 años vacíos. Menos mal q el amor, fuerza sublime, rompe las ventanas de lo imposible. Me encantó! Te sigo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Como bien he dicho, el amor es una fuerza que todo lo puede. Un besillo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te guste. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un amor fuerte y un sueño hecho historia.
    Precioso María.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitas palabras. Un sueño hecho historia... Un besillo guapa.

      Eliminar
  6. Hola!

    Preciosa relato, 7 años son muchos pero sí el amor es fuerte aguanta. Es muy bonito Maria, encantado de haber descubierto tu blog y leer tus relatos.

    Un abrazo! y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el amor existe, puede con todo. En cantada de tenerte por aquí. UN abrazo.

      Eliminar
  7. Qué historia más bonita María, me encantó. Escribes precioso.Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste. Está inspirada en la música y la escena de perdidos que la acompaña. Un besillo.

      Eliminar
  8. Muy bien llevada la sensación de confusión, y muy bien construida la historia que se nos revela cuando se lo cuenta el doctor. Una bella historia de amor imperecedero. Un sueño que le ayuda a despertar y a continuar recordando a su amada.
    No puedo irme de aquí sin mencionar el tema de la banda sonora de ''Perdidos'', mi serie preferida, y una de las mejores BSO que he escuchado nunca. Buena elección.
    Un abrazo, Compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que la idea de esta canción no fue mía. Pero aún así suscribo lo que dices. La banda sonora de perdidos es genial. Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.