28/7/15

La cala








                Miro nuestra foto en aquella cala escondida y evoco aquel único día que estuvimos solos. Aquel único día que te tuve solo para mí. Nunca tuvimos nuestro espacio. Quizás fue eso lo que falló. Siempre estábamos rodeados de gente, nunca compartimos confidencias. Salíamos rodeados de otros, nos buscábamos con la mirada, con el ansia de dos amantes a los que les faltaba tiempo.



               Nos íbamos corriendo, con las prisas de llegar al cuerpo del otro, de bebernos nuestra esencia, de sumirnos en nuestra pasión. Y con esa impaciencia apenas nos encontrábamos. Nos vestíamos rápido y volvíamos a la multitud. A esa que nos impedía fundirnos en el otro.


                Miro nuestra foto en aquella cala escondida. La única que nos hicimos. Ese día nos encontramos, ese día vivimos en el otro, nos bañamos en el agua del Mediterráneo, tú leías a Neruda, yo releía el párrafo de un libro del que ni siquiera recuerdo. Ahora solo leo a Neruda.


                En esa cala casi no hablamos, no nos hacía falta, no queríamos conversaciones profundas, no necesitábamos contarnos nuestras vidas. Solo queríamos vivir la soledad del otro.


                Pero solo fue un día. Después hubo más, todos entre la multitud. Tú te fuiste alejando, ya no nos buscábamos inquietos. Querías vivir la vida, y yo quería vivir en ti.




8 comentarios:

  1. Muy triste, y muy bonita, evoca nostalgia..... Bonita fotografía.... xD, la canción muy propia. Preciosa la voz de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. La foto además de bonita, tiene buenos modelos. Vanesa Martin me encanta. su voz y sus letras son inconfundibles. Un besillo preciosa.

      Eliminar
  2. Ains! cuando estamos llenos de melancolía parece que estos relatos bellos te llaman..¿no? sera telepatía? :( me has dejado con un hondo suspiro de esos casi cansados de ilusiones, me encanta como has llevado esa nostálgica prosa,muy muy lindo relato, de estos que me gustan tanto. gracias por escribirlo, chocobeso muy grande para ti.

    "Nos íbamos corriendo, con las prisas de llegar al cuerpo del otro, de bebernos nuestra esencia, de sumirnos en nuestra pasión. Y con esa impaciencia apenas nos encontrábamos. Nos vestíamos rápido y volvíamos a la multitud. A esa que nos impedía fundirnos en el otro "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ady, celebro que te haya gustado. A veces la nostalgi es necesaria en nuestras vidas. Para renacer totalmente renovados. Un chocobeso para tí también.

      Eliminar
  3. Melancólico, muy buen relato., la canción se complementa muy bien con la historia.
    Buenas tardes Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que se haya compenetrado. Escribo a la vez que escucho y a veces es difícil, porque me pongo a cantar y me olvido de lo que estoy escribiendo. Jejeje. Un besillo.

      Eliminar
  4. Evocador momento de dos amantes que gozan de una soledad compartida en un lugar idílico y la tristeza de verse separados por la vuelta a la realidad. Un micro estupendo mi querida Compi de Letras.
    Abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hermano de Letras. Las calas de Almería son muy evocadoras. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.