12/7/15

Frecuencia de publicación



                En estos días de verano, de olas de calor, de 40 grados marcados en los termómetros de los coches. En estos días de tinto de verano, de sol, de agua salada, de arena o piedras, de calas escondidas, de playas abarrotadas, de olores a cremas.


                En estos días me da por divagar. Sé ve que el sol me afecta a las neuronas.  Y me hace pensar en cosas raras, olvidándome por completo de la política y la religión. ¡Menos mal! Porque estoy saturadísima. En todas las conversaciones aparecen los dichosos temitas.


                Pero supongo que el sol y el mar nos relajan y nos invitan a reflexiones un poco más banales. Y aquí estoy, como una tonta, preguntándome si publico demasiado.



                Y diréis, que vaya reflexión más absurda. Pero sí, me lo pregunto, me lo pregunto cuando la mayoría de la gente publica cada semana una o dos veces y cuando muchos se han ido de vacaciones. Me lo pregunto por la simple frase hecha que dice que es mejor que te echen de menos.


                Y no es por falta de relatos, ni de pensamientos, ni de anécdotas con mis hijas. Aunque sinceramente la mayoría de las ideas las pierdo por el camino, y cuando me pongo a escribir, ya no recuerdo ninguna. Debe de ser también por el calor. Esperemos que no se le una también el viento dichoso que amenaza con aparecer en cualquier momento.


                En fin, pues eso, publicar una entrada cada día no se me hace difícil. Bueno, no os voy a engañar, unas veces más difícil que otras. Pero aquí estoy publicando casi todos los días.


                Y me pongo a pensar en mis pobres lectores que se aturullan con tanto texto, con tanto relatillo. Y claro si publicara una vez en semana, todos tendrían un respiro, y todos me echarían de menos.


                Pero entonces mi mente se desborda y me veo enterrada en miles de hojas llenas de ideas, de relatos, de experiencias, de divagaciones como esta. Incluso me pondría a escribir de política y de religión. Y ahí no quiero llegar.


                Así que me decido por seguir como estoy, que mis lectores me lean cuando quieran y como puedan. Tienen donde elegir. Y yo seguiré escupiendo mis ideas en estas teclas negras de mi ordenador.


12 comentarios:

  1. Se tu misma Maria. Deja que fluyan tus letras.
    yo escribo cada día aunque por diversas cuestiones no publique. Muchos lo hacen no una si no varias veces al dia. Las letras estan hay no las prives de pasearse y de que las disfrutemos. Yo al menos aunque no siempre deje comentarios me gusta zambuyirme en vuestras letras y sentir... besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hago, escribir como una loca, sobre todo cuando e insomnio no me deja hacer otra cosa. Las sacaré a la luz lo mejor que pueda. Un besillo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. ¡¡Aiiiix!! Lo reconozco, soy una de tus Lecturas que se me acumulan tus Relatos, pero no pasa nada ;) Porque lo más importante es que le des a las Letras y escribas todo lo que quieras y más, que luego ya, nosotros, nos las apañamos ;)
    Siempre estoy voy a ver si María ha escrito algún nuevo capi del Psicópata o de los Buscadores, o, en el caso, de la Marioneta, sabía que la tenía pendiente y hoy ya me he flipado con Ella *-*
    Siempre voy con retraso, pero vamos... ¡Es que quiero leer tanto, que no doy! ¡Pero toy aquí!
    ¡Muuuuchoooos Kiiiiiiissssss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo Lectoras... No soy una Lectura xDDDD

      Eliminar
    2. Pues eso a escribir, que sé que los que me leéis os ponéis las pilas y algún que otro relatillo cae. Jejeje. Un besillo.

      Eliminar
    3. Me imaginaba que no eras una lectura, jijji.

      Eliminar
  3. Creo que todos nos hemos realizado esta reflexión en algún momento.
    Yo personalmente soy de publicar bastante continuo, prácticamente diariamente. Ahora no es el caso, ya que estoy con algún otro proyecto que me resta tiempo.

    No sé qué decirte María. No sé si es bueno o malo publicar mucho o poco, y para quien puede ser bueno o malo. A las personas que le gustan tus relatos, y no pueden seguir tu ritmo, siempre pueden recurrir a tu blog, cuando tengan tiempo y leer pausadamente. No es necesario leer al ritmo al que tu autor escribe. Para eso están los libros y los blogs, para que el lector retome la lectura cuando le venga en gana.

    Vivimos en un mundo online, y pensamos que la reacción causa efecto se debe producir en segundos, y no es así. Un ejemplo, si hoy en día te envía un WhatsApp alguien y no le contestas en menos de un minuto se enfada.

    —Déjame que te conteste cuando tenga tiempo, o me apetezca —me digo.

    ¿Verdad que leemos a autores ya muertos hace más de veinte años? Pues entonces démosles tiempo a nuestros lectores que nos lean a su ritmo, y cuando quieran.

    Imagínate el placer de tener un comentario de un lector en un relato tuyo publicado hace un año, cuando crees que ya nadie lo va a leer porque solo leen los actuales. ¿A qué mola?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tienes toda la razón. Nunca entenderé que la gente se enfade cuando no contestas en el Whatsapp, y más sí has visto el mensaje. A mi nunca me ha pasado, pero el día que me pase lo borro de mis contactos. Jejeje.
      Sí como bien dices leemos a autores ya muertos, y existen algunos que ni siquiera saben que sus obras han tenido el éxito que tienen.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. En verdad publicas demasiado.
    Pienso que es bueno porque es mejor dejar que salga todo lo que quieres decir a que se pierda por ahí. Pienso que llegará el día en que escribas menos, y será algo lógico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí, que es mejor dejar alir tdo lo que llevo dentro. Es verdad que puede que llegue algún día en el que ya no tenga nada sobre lo que escribir, y mis publiccaciones se reduzcan. Hasta que llegue ese día, intentaré escribir todo lo que pueda y más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. María, yo tengo que decir que me resulta imposible seguirte al día con una frecuencia de publicación de un relato por día, lo siento, pero no soy capaz, aún así, siempre te leeré, siempre estarás en la lista de blogs no solo de mi blog, sino de la que tengo en la barra de marcadores del navegador, y de las primeras, porque no dejaré de visitarte. Aunque no llegue a leerme todos tus relatos, mi lectura será constante.
    Un abrazo, Compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo. Sé que es difícil seguirme. Publico todos los días y hay mucho que vivir y que leer. Y por supuesto me gusta tenerte como parte de mi rinconcito. Un abrazo Compañero.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.