24/7/15

El virus



                Llevaba una semana vomitando sin parar y con un hambre voraz. No paraba de comer. Mi pequeño estómago se fue transformando en algo monstruoso.


                Después de una semana y de ver el aumento de mi figura, fui a urgencias. Mientras esperaba, me entraron ganas de vomitar otra vez. Fui corriendo hacía el baño más cercano, y empecé mi ritual.


                Esta vez había algo diferente, algo me obstruía la garganta. Empecé a arquearme como una posesa y metí la mano en mi boca, empecé a tirar de lo que parecía un cordón largo y viscoso. Casi no podía respirar. Aquel cordón era un gusano enorme que se retorcía entre mis manos. Tiré y tiré hasta sacar aquel ser que me había invadido. Cayó entero al váter retorciéndose, tiré de la cisterna como un acto reflejo.


                Pensé que ese gusano habría puesto larvas, y que mi estómago estaría lleno de ellas. Busque por todo el hospital, necesitaba algo… ¡Lo encontré! Empecé a clavarme aquel objeto afilado en mi estómago, tenía que sacármelas.


                No sé cómo llegué hasta esta cama. Estoy atada y sedada. En mis pocos momentos de lucidez les digo que me saquen los gusanos. Noto como me devoran.


44 comentarios:

  1. Duro e intenso el micro, amiga. Me gustó. :-)

    ResponderEliminar
  2. Excelente micro sobre un tema repugnante, la triquinosis. Me ha encantado.
    Si yo tuviese la seguridad de tener gusanos enormes en mi interior, posiblemente me volvería loco de asco como tu protagonista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por descubrirme algo nuevo. No sabía que se llamaba así.
      Es uno de mis miedos, y ahora que sufro de un virus de estómago, no me ha resultado difícil escribirlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola!!!1 Uffff, qué angustia!!!1 Me gustó mucho. Hice un tour por los post antiguos y el de las bandas sonoras me ha gustado porque parece talmente hecho por mí, especialmente Moonriver(mientras hacía el post de cine de hoy la estuve escuchando) y la de Notting Hill...qué decir.
    Ahhhhl el del amor de mi vida es lo más, los vestidos roos suelen sentar muy bien.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegro que te hayas pasado y hayas leído algún que otro más. Me encantan las bandas sonoras. Así que no descarto hacer otra parte solo de eso. Un besillo guapa.

      Eliminar
  4. Si la experiencia fue real, debió ser espantoso extraer el maldito gusano.
    Si finalmente la historia acaba en un psiquiátrico, imagino algo aún peor...
    Genial micro María, un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte no ha sido una experiencia real para mi. Pero me da repelús, solo de pensarlo. He pasado por un virus de estómago y se me ocurrió.
      Sí, acabar en un psiquiátrico debe de ser aterrador.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Has logrado reflejar una tremenda angustia, tal que el desenlace sorpresa te agarra de sopetón y la sensación de terror se eleva alcanzando un clímax perfecto. Un micro totalmente genial. Te has superado, microterror 10.
    Abrazo, Hermana de Letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy gracias Hermano de Letras, viniendo de tus letras, es un piropazo. Porque a lo que terror se refiere, se te da estupendamente. Muchas gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Y yo aquí comiendo espagueti...
    Bueno ya regresé del baño, ahora...no, espera...
    Ahora sí, ¡ya! Puedo hablar, excelente forma de usar la cruel y asquerosa naturaleza de esos gusanos. Excelente...ahora si me disculpas, tengo que ir al baño...no puedo respirar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy pobre. Espero que te encuentres bien y que no estés atado a ninguna cama, jejeje. Respira. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muy bueno, María! Intenso y angustiante. Que me reserven cama, yo también me volvería loca...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es uno de mis miedos, como no se me da muy bien esto del terror, los utilizo, y así los uso de terapia, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Bueno casi me ahogó con el gusano ese, que asco. Yo que le tengo fobia al atoro, me hiciste sufrir mientras lo leía. Ahora a concentrarme de nuevo para volver a deglutir alimentos. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese gusano es para sufrir, encontrarte eso dentro de tu propio cuerpo, debe ser aterrador.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Me ha recordado a una película mitica de David Cronenberg, " Vinieron de dentro de". Qué relato más angustioso. Imaginar dentro de uno una solitaria, ¡ que marronazo!. Muy bueno, María. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la he visto, pero sí trata sobre eso, creo que no la veré. Me da un asco horroroso sólo de pensarlo, ya verlo... Además como tú dices, un marronazo encontrarte eso dentro de ti.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Imagínate lo que sentían los protagonistas de
    Alien el octavo pasajero.
    Buen relato con un poco de asquito.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he visto esa película. Reconozco que es un sacrilegio, pero cuando salió yo era pequeña y muy miedica. Mi madre me tenía prohibida esas pelis. A lo mejor algún día me convenzo para verla. Un besillo.

      Eliminar
  11. María ha sido horroroso...que bien descrito, ha sido terrible imaginar ese gusano asqueroso que vivía en su estomago...un horror...pobre entiendo que acabe encerrada, que espanto, para volverse del todo loca..
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mi también me pasaría, solo de pensar en tener eso en el estómago. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Una aterradora experiencia por la que estoy seguro nadie desea pasar, muy buen relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es. Yo espero no tener que pasarla. Un besillo.

      Eliminar
  13. (>.<)' no es un virus, son taenias y son mortales...

    XD, Abrazo María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que es una tenia, jeje. De hecho es unmiedo que tengo, que alguna vez me encuentre eso dentro de mí. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy bien llevaba la trama, María. Lo que empieza con un dolor de estomago y ganas de vomitar, se convierte con un gusano que arranca de la garganta, y el miedo de que haya puesto huevos, lleva al personaje a la locura, una locura tal, que desgarra su barriga con la única obsesión de sacar los presumibles huevos. Muy macabro.
    Abrazo, Compañera de Palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, poco a poco voy aprendiendo de los maestros que tengo a mi alrededor. Esto de leeros, hace que algo se me pegue. Un abrazo Compañero de Palabras.

      Eliminar
  15. Si debemos basarnos en la imagen, se trataría de una tenia, comúnmente llamada "solitaria". Pero no voy a dejarme llevar por mi condición de biólogo sino por la de un paciente que, de niño, estuvo, como el o la protagonista, infestado por una de esas lombrices de gran tamaño.
    Hubo quien me llegó de decir que podía sacarla por la boca, más o menos como tu describes, pero no eran más que falsas historias que solo lograron hacerme sentir horriblemente enfermo y desear que me abrieran en canal para quitármela como fuera.
    Por ello, este relato me ha parecido especialmente elocuente y espeluznante. No sé a quién prefiero más, si a un parásito animal o a uno humano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto se trata de un relato totalmente de invención propia. Por suerte nunca he tenido que pasar por eso. Siento que tu sí. Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Había algo malo en su interior, pero estaba en su mente.
    Buenísimo micro, María!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico. Podría estar en su mente o simplemente infectado de larvas. Veremos a ver que hacen los enfermeros cuando el estómago le crezca. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Muy buen relato María, mi cuerpo se ha erizado visualizando a ese gusano saliendo de su garganta, muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pretendía. Para un concurso de terror lo mejor es erizar la piel. UN abrazo.

      Eliminar
  18. Saludos María, muy buen relato, de terror!. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un placer tenerte de nuevo por aquí. Un besillo.

      Eliminar
  19. Que micro tan intenso y aterrador.
    Que experiencia tan espantosa, no se la deseo a nadie.
    Me dejó con los pelos de punta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco se la deseo a nadie. Debe de ser horroroso. Me alegra haberte dejado con los pelos de punta. Un besillo.

      Eliminar
  20. Hola María.
    El micro es excelente, la tensión no cede en ningún momento y el final es apasionante pues queda en el lector darle el final: repugnante realidad o esquizofrenia aguda.
    Felicitaciones.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo. Supongo que es más fácil escribir sobre nuestros propios miedos. Un abrazo.

      Eliminar
  21. Creo que esta es mi peor pesadilla..... gusanos..... y por dentro.... muero de horror.
    Agggg
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo soporto. Me parece de lo peor. Me da mucha grima. Me alegro haberte traspasado mi sensación. Un besillo.

      Eliminar
  22. ¡Buah! ¡Qué mal rollo! u.u
    Mira que... Imaginar a la Chica, hinchándose poco a poco, siendo devorada por dentro... ¡Aaarg! Y encima, de incubadora de gusanos... ¡Uff! ¡Da repelús! ¡Y del bueno! Casi los siento por mi estómago, moviéndose y removiéndose... ¡Puag!
    Y ese momento, clavándose ese objeto convertido en arma-mata-gusanos... ¡Eso si que me pone la piel de pollo! ¡Pobreta! u.u
    ¡Ains! Y el Final... Que te queda ahí con la intriga de que si fue real, si fue una locura o una conspiración de Gobierno para tratarla como Loca y ocultar así el Virus...
    ¡Besines Enormes! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me encanta tu versión del Gobierno, casi que me quedo con esa. Como siempre en vuestros comentarios me doy cuenta de la grandísima imaginación que me rodea. Que suerte teneros entre mis Letras favoritas. Un besillo guapa.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.