22/6/15

Sueños entre almohadas


El lavadero de coches.


    Llevé el coche a lavar y lo recogí reluciente con olor a pino. Con el tiempo el pino se fue, dejando un olor nauseabundo que no sabía de donde venía. Abrí  el maletero tres días después de lavarlo. Un cadáver con los ojos desorbitados y envuelto en bolsas de basura me miraba pidiendo compasión. Grité tan fuerte que me desperté. Aquella mañana iría a lavar el coche, pero bueno, tampoco estaba tan sucio.







Entre sábanas


     Te miré a través de la gente. Y mientras bailábamos “Mondo Bongo” nos acercábamos. Aquellas sensuales notas nos llevaban a otros mundos donde las sábanas eran imprescindibles. Tú esquivabas a la gente mientras te acercabas. Yo me tropecé con una rubia. Nuestras miradas no se perdían. Ya te sentía, tan cerca, y sin tocarnos. Bailamos juntos mientras tú pasabas tus manos por mi cuerpo sin llegar a tocarme. Nuestras bocas se rozaban a punto de… empezó a sonar “La macarena”. Me desperté de golpe con ganas de ti. Estabas a mi lado, te desperté para acabar lo que habíamos empezado.






Rayos de luna

          Los sueños están en los rayos de la luna, solo tienes que dejar que te alcancen.






El agujero negro

 

    Me había salido un punto negro en el muslo izquierdo. Empecé a apretar para sacármelo. Me estaba costando. Cogí mis pinzas de depilar y me ayudé con ellas. Empezó a salir, pero notaba algo raro. Seguí apretando y salía mientras serpenteaba sobre mi pierna, se movía. Una especie de gusano se abría camino fuera de mi carne. Me entró el pánico y seguí, hasta que me encontré con una lombriz de unos diez centímetros entre mis pinzas. En la pierna un agujero me latía. Era repulsivo. Me desperté sudando. Miré mi muslo, estaba ensangrentado de los arañazos de mis uñas.



8 comentarios:

  1. Geniales y sugerentes tus micros, María. Me han gustado mucho. Besitos. :-)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan, aunque con el último he sufrido, menudo repelús,jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el último he sufrido hasta yo. Es uno de mis miedos, desde que un día vi un reportaje sobre eso mismo. Y no veas para encontrar la foto...
      Un besillo guapa.

      Eliminar
  3. Estupenda recopilación de micros, María!! Hay que ver lo que da de sí el mundo de los sueños ;)

    Un besillo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué te voy a contar a ti que ya no sepas! Sueños de los más variados. Un besillo.

      Eliminar
  4. ¡Excelentes micro relatos! Todos me han gustado bastante, sobretodo el primero, algo así desmotiva a muchos de ir a lavar sus coches (yo no tengo uno así que no sufro ja ja ja).
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que ese sueño fue real, lo tuve. Y sí tengo coche, además de la pereza que me da llevarlo a lavar, imagínate ahora. Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.