27/6/15

La mujer del muelle



    Y allí, sentada en el muelle, noche tras noche. Esperaba sin esperar. Miraba sin mirar. A la hora de la puesta de sol, se acercaba con su vestido blanco y sus pies descalzos.
A la hora de la salida del sol, se alejaba con su vestido blanco y sus pies mojados. Dejando las huellas de su caminar hasta la noche siguiente.


10 comentarios:

  1. Un micro de una tristeza y belleza extraordinarias. Un instante de calma, desasosiego y resignación. “Esperaba sin esperar". Genial, compañera.
    ¡Abrazo grande, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un relato inspirado en la imagen. Un besillo Compi.

      Eliminar
  2. Triste relato que dibujas perfectamente con poquísimas palabras. Muy bonito.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita. Me encantan los micros. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Este pequeño párrafo desangra el sentimiento por una eterna espera un corazón que solo vive en ese trance de la espera, me llegó al alma, gracias por escribir tan bonitas cosas, gracias por tu sensibilidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me alegro poder llegar a vuestras almas. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha recordado a la canción del muelle de san Blas de Maná, muy bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, no eres la única. Ya me lo han dicho, y cuando me lo dijeron a mi también. Un besillo.

      Eliminar
  5. Me gustaría saber qué le pudo haber pasado a esta mujer. ¿Un amor olvidado? ¿La pérdida de un ser amado?
    En pocas palabras me has hecho pensar en varios escenarios. Casi puedo escuchar las olas chocando contra los soportes del muelle. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me gusta del relato, que cada lector puede imaginarse lo que más le convenga. Lo que más le inspire. Me encanta que te hayas podido meter en el texto con tan pocas palabras. Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.