19/6/15

La búsqueda XII



      Había pasado un día desde que Morrigu y fénix se unieran. Desde entonces hada y ave no se habían separado. Ella ya no luchaba, ni deseaba hacerlo. Nunca había sentido esa paz tan intensa. Los demás se paraban al verlos, contagiaban vida y serenidad.

      
      Ellyon estaba en el monte antes del amanecer. Eglantina lo había llamado pero allí no había nadie. Así que decidió sentarse y meditar. Todo pasaba muy rápido y necesitaba asimilarlo. En medio de aquel momento una mente se apoderó de él.

      
     - Siempre tienes que estar listo. Nunca sabes quién puede atacarte, ni cuándo.

    
     - Eglantina llegas tarde.

  
     - No, no llego tarde. Vengo a explicarte lo que debes saber. Ya estás listo.


       Ellyon se puso nervioso. Llevaba esperando aquello mucho tiempo, y ahora no sabía si quería escucharlo todo de golpe.


       - Necesitas saber. Y es mi deber enseñarte.


       - Estoy preparado.


       - Desde el inicio de las hadas, y de todos los seres mágicos de la Tierra, hemos estado ligados por un hilo invisible. Todos dependemos de los demás. El ave fénix es nuestra conexión, él es nuestra guía y nuestra unión.


       - ¿Hay muchos más seres mágicos?


       - Serías un estúpido si pensarás que no. Es como pensar que la Tierra es el único planeta del Universo en el que existe la vida. Muchas de las leyendas humanas, películas, historias, cuentos, están inspirados en la verdad. Un hombre que vio a un enano por el bosque, un hada demasiado curiosa que se dejó ver,… Y a raíz de ahí, los hombres crearon sus propios cuentos.


       Bueno, como sabes el ave fénix está conectada a Morrigu. Siempre se conecta con el hada de fuego. Con la buscadora de fuego. Ella es importante en la búsqueda. Cuando el fénix aparece, sabemos que los huevos están a punto de eclosionar.


      - ¿Huevos? ¿Huevos de qué?


      - Huevos de dragones. Cada cierto tiempo los dragones ponen huevos. Estos tardan años en abrirse, pero cuando están a punto  el fénix viene  buscarnos.


      - Dragones. – Ellyon estaba entusiasmado. Siempre le habían gustado los dragones, y ahora podría visitarlos. Necesitaba asimilar todo aquello. Eglantina le dejó un momento. – Pero, exactamente ¿Qué tenemos que buscar?


      - Los huevos de dragón, claro. Los dragones ponen sus huevos y los esconden para que ningún ser pueda robarlos. Son muy preciados en el mundo mágico. Esos huevos tienen una magia muy poderosa.


     - ¿Y por qué no van los mismos dragones a buscarlos? ¿Por qué necesitan a las hadas?


     - Cuando los dragones esconden sus huevos, se borran la memoria. No quieren que nadie intente averiguar dónde están. Además es posible que cuando se abran, ese dragón ya haya muerto. Con lo cual daría igual que lo supiera.


       - ¿Por qué Morrigu es tan especial?


       - Las hadas de fuego están conectadas a los dragones. Cada buscador encuentra su alma gemela entre los dragones y se quedan a vivir con ellos. Para que esto ocurra, el hada de fuego tiene que estar en su nacimiento. No siempre encuentra su dragón en la primera búsqueda, pero en cuanto lo encuentra jamás vuelve con los humanos.


       Era demasiada información para asimilarla de golpe. Ellyon se sentía abotargado. Y aun así quería saber más. Quería saber lo mismo que el resto de buscadores. Se sentía un poco por detrás siempre.


     - No entiendo para que se necesita un buscador de cada tipo de hada. Sí la única importante es Morrigu.


      - Eso no es así, todos juntos sois el equilibrio. Cuando los huevos eclosionen Licke tendrá que ayudar a Morrigu, porque si no esta será consumida por las llamas.


       - De todos modos, no entiendo que hacemos los demás. Aparte de que Abatwa es un dríade y un buscador. ¿Qué hago yo aquí?


       - Todos tenéis un papel importante, se necesitan cuatro buscadores para completar la búsqueda con éxito. Con respecto a Abatwa, él ya no es buscador y no es un dríade propiamente dicho. Es un ser diferente que se ha creado a sí mismo.


        Ellyon quería seguir preguntando, pero Eglantina se fue en el mismo silencio como había llegado.  Abrió los ojos y frente a él encontró a Licke.


        - Estabas tan concentrado que no quería molestarte.


       - Estaba hablando con mi maestra. Pensaba que estaba aquí.


       - Debes ejercitarte más, Dríade. – Licke se echó a reír y salió volando, no sin antes darle un pequeño golpecito en su cabeza a su compañero.


        Ellyon ni se movió, demasiadas cosas que asimilar. Poco a poco llegaban los demás buscadores. Era hora de entrenar.



10 comentarios:

  1. Maravillosa historia fantástica muy bien narrada. Me gustó mucho, María. Abrazos. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que no pensaba continuarla. Pero ha dado más de sí de lo que pensaba. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tu imaginación y tu facilidad para escribir me asombran, María. Sé que vas escribiendo sobre la marcha, conforme publicas, y llevas dos relatos largos a la vez. Yo sería del todo incapaz!!

    Me ha gustado saber por fín qué buscarán y saber que habrá dragones en la historia. No se puede pedir más!! Muy buena esta parte también, como siempre :)

    Un besito y que tengas un finde genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os dejo el finde sin intrigas. Ya todo descubierto. O casi todo.
      Sí escribo todos los días. Aunque hay veces que no puedo y me parovecho de esos días en los que las musas están más despiertas.
      Estos relatos largos se llevan mucho de mi tiempo. Cuando los escribo tardo más de la cuenta, pero me encantan, porque nunca hubiera pensado que podría escribir sobre esto.
      Un besillo Julia.

      Eliminar
  3. Lo apasionante de esta búsqueda ha crecido en este capítulo, no me la hubiera imaginado, pero así ha sido, has superado mis expectativas en cuanto a la trama y la función de los personajes. No es que esperase menos de ti, pero me has sorprendido y mucho con el giro de los acontecimientos, mejor dicho, con las nuevas revelaciones.
    Me ha encantado. Me tienes mas enganchado que a la nicotina.
    Gracias, Compi.
    ¡Abrazo, Amiga de las Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta haber superado tus expectativas. Me preocupa basante que en mis dos relatos largos, no llegue a enganchar del todo. Y que el final se me queda predecible. Supongo que como cualquier miedo de cualquier escritor...
      Un besillo Compi. Aún quedan muchas sorpresas.

      Eliminar
  4. ¡¡Dragones!! ¡¡Dragones!! #LoveDragons
    ¡¡¡Aaaaaains!! No te puedes hacer a la idea de la Emoción que me produce esta entrada... Porque el Personaje más Grande y Maravilloso que he creado en mi vida era un Dragón, una Arcadia (Una Humana cuya parte animal era un Dragón... Y es muy difícil de explicar u.u), pero... ¡Siempre Ónix Nerharä estará ligada a mí como Morrigu! Y más porque en su Historia había una conexión especial con las Almas Gemelas...

    Gracias por recordarme todo lo bueno que ese Pj me dio, por casi hacerme llorar de Emoción, por esta Historia tan mega Maravillosa que nos estás regalando, porque las Palabras no son suficientes...

    Dragones... ^w^

    ¡Gracias!

    ¡Besaaaaazos Draconiles, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te gustaría. Quiero leer esa historia. ¿Está en tu blog? En fin, seguiremos la búsqueda en compañía de dragones. Un besillo.

      Eliminar
  5. Y al fin sabemos qué es lo que buscan. Ahora me pregunto si lo tenías pensado desde el principio, solo es curiosidad. No me lo esperaba para nada. ¡Dragones! Lo que faltaba en la historia, no se te escapa ningún ser mitológico. El objetivo de la búsqueda es buscar y encontrar los huevos para que las hadas de fuego se unan a ellos. Ahora nos queda por saber qué hacen los demás seres, por qué van ellos, sobre todo Ellyon. ¿Qué nos tienes preparado?
    Por cierto, un gran párrafo ese en el que Eglantina habla sobre las películas y cuentos, sobre todo la reflexión final en la que dice que alguien debió ver a un ser para luego transmitirlo en forma de cuento, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo y veo demasiada fantasía, se me mezcla en la cabeza y al final meto a todos los seres que se me ocurren por aquí. La verdad es que no lo tenía pensado desde el principio. Me siento cuando voy a escribir el siguiente capítulo y me imagino lo que pasará. Lo hago en el día a día. Por eso tengo que leer los anteriores, para no liarla mucho, jejeje.
      Aún te quedan algunos por leer. Espero que te gusten.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.