25/6/15

El camino



      Notaba las yemas de sus dedos recorriendo sus piernas, solo sentía ese pequeño contacto, no veía, no tocaba, solo sentía. Se detuvieron en sus caderas, haciendo círculos en ellas subieron hasta el ombligo, remontaron por sus costados hasta llegar a su cuello.
Desaparecieron, y por un momento eterno no sintió nada. La espera la excitaba, quería más y cuando iba a pedirlo una gota cayó en sus labios, la lamió, era agua, el cubito de hielo siguió el mismo recorrido…


10 comentarios:

  1. Sublime y sugerente historia. Lo efímero se convierte en exultante cuando lo plasmas con tanta sutileza. Enhorabuena, María. Besitos. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La sutileza es importante en este tipo de textos. Un besillo.

      Eliminar
  2. Sensual e ingenioso... Me gusta María... refrescanos y despiertanos..besos y sonrisas ya sabes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maríjose. Refrescados estáis. Un besillo.

      Eliminar
  3. Una excitación instantánea. Un corto recorrido para una larga sensación de autentico clímax erótico. Genial, María.
    ¡Abrazo, Compi! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar. Siempre encuentras las palabras justas. Me ha encantado tu descripción. Un besillo Compi de Letras.

      Eliminar
  4. Cuántas sensaciones pueden procarse con imaginación y las palabras adecuadas!! Creo que nos has dejado a todos pendientes de ese cubito, suspirando por él y sus ganas de jugar.
    Muy bueno, María, muy segerente!! :)
    Un besillo nocturno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cubitos siempre dan mucho juego, pero cuidado, que no se derritan. Un besillo guapa.

      Eliminar
  5. ¡Erótica, sensual y morbosa lascivia! ¡Maldita espera!
    Esa que pone la piel de cisne, que exalta los sentidos, que provoca y vuelve a provocar a sabiendas que habrá más y más...
    Un cubito muy sexy, juguetón y perversamente travieso ;P
    ¡Besines, María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un gran cubito, con poca vida pero totalmente excitante. Un besillo guapa.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.