13/5/15

Mi mamá



     Mi madre muerta me miraba a través del cuadro. Un rostro blanco con ojos inyectados en sangre. Cuchillo en mano. Camisón blanco. Su pelo estaba largo como cuando era joven. La médium la había visto así, y así la había pintado. Había vuelto para matar, matar niños.

   
    Me desperté entre sudores fríos. No como en las películas americanas de un salto, no, solo con sudores fríos. Abrí los ojos. A los pies de mi cama, mi madre me miraba sonriendo a través de sus ojos azules inertes.





32 comentarios:

  1. Escalofriante fotografía, de la pesadilla a la terrorífica realidad. Una pincelada de miedo deliciosa para los amantes del género. Estupendo, María.
    ¡Abrazo de Repelús, Compi! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Compi. Viniendo de ti es todo un cumplido. Teniendo en cuenta lo bien que a ti se te da. Un abrazo compi.

      Eliminar
  2. Inquietante esos ojos azules inertes y escalofriante esa sonrisa al final de la cama. Ha despertado de una pesadilla para encontrarse con otra... más real. Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y creo qe la real da más miedo que la ficticia. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Genial María, cuando crees que al despertar termina la pesadilla, empieza algo peor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra pesadilla, pero esta vez despierta. Un abrazo Flora.

      Eliminar
  4. A veces la realidad supera a las peores pesadillas. Muy bueno.
    Saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco sí, auqnque en este caso habría subido al techo de un salto. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Menudo despertar el de la protagonista, María! Está claro que no todas las madres son amorosas custodias de sus hijos. Las hay que vuelven del mas allá cargadas de mala intenciones...

    Muy buen micro!!

    Un besillo de miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, un desperta malo. Te voy a contar un secretillo, la pesadilla era mia. Y la aproveche, también es verdad que cuando me desperté no vi nada, pero no me hacía falta. Un besillo guapa.

      Eliminar
  6. ¿Qué no sabes hacer terror? Al contrario, es terrorífico. Es como las leyendas de las Damas de blanco, mujeres que han matado a sus hijos! Muy bueno María :) Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, tú que me miras con buenos ojos, jeje. Pero bueno ya he empezado, a lo mejor ahora no hay quien me pare. Juas juas juas. Un besillo linda.

      Eliminar
  7. Tremenda imagen la que nos describes, María. Tal vez vuelva a taparse y siga durmiendo, la realidad fue peor que la pesadilla.
    Muy bien logrado el micro. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces es mejor no abrir los ojoa. Muchas gracias Federico. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Muy bueno, la imagen de la madre llegó hasta los huesos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Algún día os contaré la verdadera historia de este micro. Un abrazo.

      Eliminar
  9. ¡Otia! ¡María!
    Solo lo he podido leer dos veces... Me imagino a la mujer de la foto, mirándome, tal y como has relatado... Y me entra un "no se qué", que vamos... ¡Que acojona!
    ¡Besitos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la foto da repelús. Jijiji. Me alegro haberte asustado. Un besillo guapa.

      Eliminar
  10. La historia combinada con la imagen ha quedado excelente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Felipe. En cuanto vi la foto supe qeu era para mi. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Seguro que había visto una peli con rombos por la noche!!
    Espantosamente bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no es bueno ver películas e miedo antes de acostarse. Un besillo.

      Eliminar
  12. Despierta de una terrible pesadilla..., pero esta no ha hecho más que empezar. Esta vez en la realidad. Pobre niño. Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó decir lo más importante, jaja: me ha gustado recordar este micro. Gracias por volver a compartirlo.

      Eliminar
    2. Pues si, pobre niño, la verdad es que como bien dices, no ha hecho nada más que empezar.

      Eliminar
    3. Jijiji me alegro de que te guste.
      Un besillo.

      Eliminar
  13. Oh! no te conocía terrorífica Maricucha! Genial relato de terror. Pero la Realidad que la ensoñación. Una madre siempre es madre, siempre al pie de la cama....aunque sea con esos ojos inertes...un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, aunque que miedito encontrártela así.
      Un besillo.

      Eliminar
  14. Maria no había leído esta faceta de terror de ti. Ese final da mucho miedo. Menos mal que fue un sueño. Muy buen micro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si te soy sincera fue un sueño real. La verdad es uqe ahora que lo leo de nuevo, me da un miedo horroroso.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.