24/5/15

El libro de las princesas

       Me he levantado esta mañana, y como todas, después de desayunar me he sentado a escribir. Se ve que mis musas se quedaron anoche adormecidas, y esta mañana estaban cansadas. Así que vagabundeando y pululando por la red, ha venido mi hija de cuatro años. A preguntarme que estaba haciendo.

     - Mama, ¿qué haces?

    - Voy a escribir.


    - ¡Yo también quiero escribir!


    - No cariño, mamá tiene que escribir un poquito en el ordenador.


    - Mamá, pues escribe un cuento, un cuento de princesas, pon ahí: el libro de princesas.


      Y no me he podido resistir. La he dejado a ella que hoy escriba por mi. Ella dictaba y yo copiaba literalmente lo que me iba diciendo. Así que aquí os dejo el pequeño cuento que me ha ido contando. 


     Aclararos un par de cosas. Las princesas es lo que más le gusta ahora, aunque he de decir que los dibujos que más ve, son Los guerreros sendokai. En el recreo juega con los niños a Spiderman y a la sirenita. Y el bombardeo continuo que reciben en la televisión y en el colegio con los novios se refleja en el cuento. Nosotros jamás le hemos preguntado por si tiene novio, o quien es, o cualquier cosa parecida. Es algo que no me gusta. Pero parece ser que la presión social es muy grande ya con cuatro años.


     En fin no me enrollo más, y os dejo disfrutar del cuento que ha ideado mi hija, sin correcciones ni ediciones ni nada por el estilo. Por cierto, las fotos también las ha elegido ella.



     Las princesas iban caminando por el bosque y había un castillo lleno de caballeros. Y entonces cayó un relámpago del cielo, porque iba a llover. Vino otra princesa de hielo, que se llamaba Elsa. Vino un caballero que era el novio de Elsa y entonces, la princesa se detuvo, porque cayó una bruja del cielo y hechizó a las demás princesas. Se convirtieron en hielo. El caballero cortó el hielo y las princesas salieron corriendo. La bruja se detuvo y tuvo que irse. 

        Elsa no sabía que había un collar en su bolso. Y entonces lo cogió, y las demás princesas volvieron, porque el collar era mágico. Y las princesas se quedaron con la boca abierta, porque el collar hizo que las demás princesas se detuvieran. Y dijeron: "¡Elsa! ¿Pero qué ha pasado?"

       Aparecieron más caballeros y las princesas le dijeron "I love you". Y las princesas cogieron todas su móvil y le mandaron un mensaje a sus novios porque estaban de vacaciones. La bruja volvió. Elsa creía que iba a hechizar otra vez a sus amigas. Entonces la bruja le dijo: "Es que soy buena, soy buena". Entonces Elsa y sus demás amigas le creyeron. Y la bruja cumplió su promesa. La bruja jugó con ellos, pero tuvo que irse.

Fin del cuento.


14 comentarios:

  1. Jajaja!!!! Muero de amor con la q es mi princesa de verdad!!! Q bonita!! Me ha encantado el momento saco el móvil para escribir a los novios xq están de vacaciones!!!! Seguro que le mandó un audio y muchas caritas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si, que es lo que más le gusta a ella. No quiero decir nada cuando aprenda a escribir. Os va a saturar los móviles de mensajes. Estos niños y las nuevas teconologías. Un besillo princesa.

      Eliminar
  2. ¡¡Aiiiix!! ¡¡Por Dioooor!! *-*
    ¡Qué Linda! ¡Qué mona! ¡Qué cuqui! ¡Buah! Mi parte favorita es en la que la Bruja cae del cielo y en la que dice que es buena... Es que... ¡¡Ainssss!! Tiene que ser una monada de Peque, que la me la he imaginado haciendo gestos, acompañando a cada palabra... ¡Tienes un Solete de Niña!
    ¡Muchos Besines, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, haciendo gestos y diciéndome: "mamá escribe". Es una mandona de mucho cuidado. Pero la verdad es que me lo he pasado muy bien haciendo esto con ella. Les he leído vuestros comentarios y ella quiere contestaros con caritas y audios. Ya le he dicho que os daría las gracias en su nombre. Un besillo guapa.

      Eliminar
  3. Jajajaja, está para comérsela. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué voy a decir yo que soy su madre? Me la comía entera con patatas fritas. Un besillo.

      Eliminar
  4. Me encanta!Se lo he leído a mi enana y le ha rechiflado!. Ahora dice que ella también quiere... Pequeñas escritoras al ataque! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay que ilu! Pues ya sabes, espero pronto un relato de tu peque. ¡Pequeñas escritoras al ataque! Un besillo.

      Eliminar
  5. Jajajajaja... Me ha encantado jovencita. Un cuento maravilloso. Esas princesas enviándoles mensajes a sus novios que están de vacaciones, es lo más divertido que he leído en muuuuucho tiempo. Tienes una mamá escritora genial y veo que sigues sus pasos. Espero leer otras cosas surgidas de tu imaginación, mañana les leeré tu cuento a mis hijos, tienen seis y tres años, seguro que les encantará como a mí. Saluditos artista, un lector que desde hoy ya te admira, pequeña gran escritora!!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te escribo yo, la madre de la artista, que ella está en el cole. Aún no he podido leerle tu comentario, pero en cuanto salga del cole se lo leo. Le hace mucha ilusión que le comentéis. Se siente escritora. Además sé que ella te mandaría caritas y audios dándote las gracias y contándote alguna de sus historias. Un besillo Compi.

      Eliminar
  6. Para tener solo cuatro años el cuento no está nada mal, ¡¡menuda imaginación!! Se ve que seguirá tus pasos, María, váis a ser dos grandes escritoras en casa!! :)

    Como tú decías llama la atención que incluya en el cuento el concepto de novios e incluso de tener móvil. Está por completo en la onda!! jajajajaja.

    Un besillo para las dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, al final la competencia se queda en casa. Jajaja. La verdad es que me siento orgullosa de lo avispada que es y de que quiera ser como su mamá. Es un poco de orgullo egoísta, pero que le vamos a hacer. Si luego sigue otro camino, por mi estupendo. Un besillo guapa.

      Eliminar
  7. Los niños siempre bellos con su maravillosa imaginación. Muy bonito y tierno el detalle materno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandra. La verdad es que a imaginación, ninguno podemos ganar a los peques. Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.