19/4/15

Saca tu lado Scout

      Los Scouts están haciendo una campaña para darse a conocer en toda España, y que la gente conozca la realidad de lo que es ser Scout, de lo que ello representa. Y yo quiero unirme a ella, y aportar mi granito de arena. Porque sí, señores y señoras, soy Scout. Aunque ahora mismo no estoy en ningún grupo ni me voy a ningún campamento. Pero como suele decirse Scout hoy, Scout siempre.

      Quiero hablar de los Scouts desde mi sentimiento, desde mi pequeña experiencia con ellos. Porque sí que es verdad que tuve una experiencia corta en comparación con otras personas de mi entorno que estuvieron y vivieron muchos años de vida scout. Mi hermana empezó con la tierna edad de ocho añitos, mi compañero en la vida, lleva en los Scouts desde los 11, y aún ahora con sus treinta y tantos sigue participando en alguna que otra actividad. Mi cuñado también estuvo en los Scouts desde pequeñito y así podría nombrar a muchos de mi alrededor.


       Y yo, personalmente, a pesar de tener a mi madre y a mi hermana constantemente los sábados en las reuniones de los scouts, nunca me había llamado la atención. Siempre he sido muy tímida, y eso de conocer a gente nueva no era lo mio. Además estaba en plena ebullición de la adolescencia que me hacía estar solo con mis amigos y ya está. 


       Pero con diecisiete años mi cabeza cambió el chip, después de alguna excursión con ellos y algún que otro roce, decidí entrar. Tal era mi timidez que me llevé a mi prima de carabina. En fin que allí descubrí gente y experiencias nuevas. 


       Siempre dicen por todos sitios que los scouts no son una guardería, no se dedican a vender galletitas, ni a ayudar a las ancianas a cruzar de acera. No, los scouts te enseñan valores, te educan sin que te des cuenta a través del juego y de actividades adecuadas a tu edad. Los scouts te enseñan a conocerte y saber tus límites, los scouts te enseñan a ponerte objetivos nuevos para que puedas alcanzarlos, te enseñan a cuidar de los más pequeños, a convivir con personas de todas las clases.


       Y todo esto sin tener en cuenta tu orientación religiosa, política, sexual, racial. Todo el mundo puede ser scout. 


       Personalmente yo casi todo lo llevaba ya aprendido de casa, con mi hermana pequeña loca por irse de campamentos en verano, contándome entusiasmada todas sus actividades desde que era una pequeñaja, yo ya sabía todo lo que había. Pero los scouts me ayudaron en algo, que hasta ese momento yo no había superado, mi timidez se fue disipando, y de no poder ni siquiera pedir un vaso de agua en un bar, me relacionaba con total naturalidad con personas que no conocía de nada. 


      Eso para mi fue muy importante. Pero lo que aprendí después no se aprende en ningún otro sitio. Cuando ya tenía la edad suficiente para ser scouter (monitora), y llevar a los niños, prepararle yo las actividades, descubrí todo lo que se movía detrás, aprendí que un juego no es simplemente un juego, que una danza no es simplemente moverte al unísono, descubrí que todo está diseñado para que los niños aprendan. Cada paso tiene un objetivo, y lo mejor de todo es que los niños se lo pasan pipa y ni siquiera se enteran de que les estás enseñando.


        Eso si, pasas horas y horas de tu tiempo completamente voluntario para inventarte, idearte,y pensar actividades con las que tus niños se lo pasen en grande. Empecé con los niños pequeños, aquello fue toda una aventura. Una chica de apenas 21 años llevando niños sin haberlo hecho jamás. Lo que te dan esos niños es lo mejor. Su cariño incondicional, su agradecimiento en cada piedra pintada, en cada abrazo, en cada sonrisa, es lo mejor que me llevo.


       No me voy sin decir que los scouts también me dieron otra cosa fundamental, ellos me dieron al amor de mi vida, a mi compañero en la vida, al padre de mis hijas. El hombre con el que comparto los mismos valores, los mismos que les transmitimos a mis hijas, que seguramente serán scouts algún día. Mi mayor me recuerda a mi, dice que no quiere ir porque le da vergüenza estar con gente desconocida. Pero la peque de dos años, es como mi hermana, está constantemente nombrándolos y diciéndome que se va a los scouts. Con apenas dos años y con su lengua de trapo, me lo cuenta a su manera. Ellas ya han tenido su primer contacto, aunque tan pequeñas no pueden ir. Esperaremos a que tengan sus seis añitos para ver si les gusta y les apetece jugar.


      Si alguien quiere averiguar lo que son los scouts, saber de verdad lo que es aquí en España, les invito a pasarse por alguna página de ASDE (Asociación de Scouts de España) y visitarlos. Estar informados es gratis y el saber no ocupa lugar.



10 comentarios:

  1. Me parece estupenda esta forma tuya de dar a conocer a los scouts, aportando información al mismo tiempo que tu experiencia personal :) Merece la pena que la gente los conozca!!

    Yo tenía en la facultad un compañero que era monitor en los scouts, y un verano nos llevó como voluntarios a un grupo de clase para que ayudáramos en la cocina. Fue una experiencia muy bonita y aprendimos muchas cosas, aunque también tengo que decir que curramos como mulas!! jajajaja.

    Un beso de lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en la cocina se trabaja muchísimo, pero también es el sitio de los cotilleos y de los desahogos. Jajaja. Un besillo guapa.

      Eliminar
  2. Muy bien dicho, a veces la tv hace mucho daño en la imagen de algunos colectivos. Los scouts llevan décadas trabajando para mejorar este mundo. Siempre listos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la televisión hace mucho daño en muchas cosas. Para eso estamos los demás, para desmentir todo lo que se dice que es mentira. Cuanta más publicidad le demos los que somos scout, mejor. Siempre listos.

      Eliminar
  3. Muy tierno!!! Me encanta! Yo no fui Scout pero me la pasé en campamentos y puro monte y es lo mejor del universo. Te envidio. Eras una mamaescritorascout!!!!! Impresionante. Un besazo guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Envidia? Envidia ninguna. Tú también puedes. Escritora ya eres, mama, todos sabemos como se hace, todo es ponerse, jeje. Y para ser scout, por Mexico, hay muchísimos, solo tienes que buscar un grupo y unirte a ellos. Todo muy sencillo, jijiji. Un besillo guapa y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  4. Muy bien explicado!!! Experiencias inolvidables y momentos mágicos, nos llevamos para siempre....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Guapa. Si, que te llevas muy buenos recuerdos. Un besillo cielo.

      Eliminar
  5. ¡Ay! La verdad es que sí, lo reconozco, yo también siempre he tenido una imagen de los Scouts como señalas al principio... Vendiendo galletitas, ayudando a ancianas a cruzar la calle... Me da a mí, que mucha culpa de eso la tiene tanta peli americana, que nos ha distorsionado la Realidad... O, al menos, a mí, en este sentido, sí que lo ha hecho.
    No es algo que me haya llamado la atención nunca, supongo que porque también he sido algo tímida y han tenido que pasar muchos años para que me importe todo un pito en los temas relacionados con la "vergüenza social"... Pero me ha gustado mucho el cariño y el mimo que describes tu experiencia, lo haces muy, muy atrayente... Al menos para mí ;)
    Y sí, es cierto, preparar actividades para aprender camuflados como juegos necesita tiempo, mimo y muchas ganas de trabajar con Peques... Así que... ¡Ole Tú! *-*
    ¡Muchos Besines, María! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las películas americanas hacen mucho daño a la imagen scout española. Y como lo que más se ve es eso,. pues se termina trasladando. En fin, es algo contra lo que llevan luchando toda su vida los scouts, contra esa imagen. Me alegro haberlo hecho atrayente. Un besillo guapa.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.