27/4/15

Detener el tiempo

      Últimamente no paro de darle vueltas a que me falta algo muy importante en mi vida. Algo de lo que no puedo prescindir por mucho que yo quiera. Me falta tiempo. 

      Y sí, muchos dirán, sobre todo las personas que trabajan fuera de casa, ¿cómo te puede faltar tiempo si estás en tu casa todo el día? Y yo me imagino la imagen que tienen que tener de mi o de cualquier persona que no trabaje fuera de casa, y debe ser algo como esto.



   Y, sinceramente, ya me gustaría a mi pasarme el día tumbada en el sofá viendo todas las series que se me van acumulando en el disco duro. Porque sí, soy una forofa de todas las series que hay en televisión, españolas, americanas, inglesas, alemanas, me da igual. Mi problema es que no tengo tiempo para verlas. Y claro, eso hace que mi disco duro este a punto de estallar, además de las peleillas con mi señor esposo porque no le dejo espacio para otras cosas. 

     Ahora estoy enfrascada en todo este mundillo del escritor, sí este mundillo, que al principio me parecía fácil de seguir, fácil y rápido. No podía estar más equivocada. He decidido dedicarle todo el tiempo que puedo por las mañanas, ese tiempo exclusivo, supuestamente para mi, en el que mis hijas están en su colegio. Sí ese tiempo de 9 a 14 en el que se supone que tengo todo el tiempo del mundo para escribir y dedicárselo a mi otro niño, el blog. Otra vez no puedo estar más equivocada.


     Entre todas las pocas cosas que hago de la casa, ya he comentado aquí que soy ama de casa por error, me quedan tres horas escasas para: buscar concursos de relatos, novelas, microrrelatos, ensayos, cartas,.. todo menos poesía, ¡qué mal se me da!. Escribir mi entrada del día en el blog, si tengo inspiración lo haré de momento, sino, puedo tardar un poquito más de lo normal. Ponerme al día con los demás blogs. Publicar en twitter, facebook, y demás páginas de relatos. Si me da tiempo, escribir algo más para algún concurso que haya encontrado a mi medida. Todo eso en mis escasas tres horas, e incluso menos, que me quedan para estos menesteres.


     Esto es a lo que yo me quiero dedicar cuando sea mayor, si señores, a ser escritora, a publicar algún libro, a dar el salto, a convertirme ¿por qué no?, en una J.K. Rowling de la vida. Pero creo que se necesita un poquito de más de tres horas al día para poder llegar a conseguirlo.


    Así, que si, que mientras otros tienen su horario estricto de trabajo en el que solo tienen que hacer eso, a mi me surgen millones de impedimentos para poder dedicarme a lo que quiero que sea el mio. Porque lo que no os he dicho es que en medio de esas tres horas el móvil suele sonar unas cuantas veces. Y hasta es posible que me llamen del colegio  o de la guarde para que vaya a recoger a las niñas. Entre eso y que tengo la vida social adulta abandonada, el otro día vi a una amiga que llevaba más de un año sin ver. Y eso que vivimos en la misma ciudad. Su hija está a punto de cumplir el año y aún no la había conocido. Sí, lo sé, soy lo peor de lo peor.


      Y luego están las tardes, imposibles de los imposibles escribir, ni dedicar un segundo a esto. Dedico las tardes a mis hijas. Y las noches, diréis, las noches son para tumbarme junto a mi pareja, a la que no veo nada más que a la hora de comer, y disfrutar juntos de un poquito de tele o de lo que surja. De lo que surja me refiero a dormirnos en el sofá a las diez de la noche y despertarnos una hora más tarde diciéndonos "te has dormido". 


     Después están los sábados en los que el padre de mis hijas trabaja, sí esos sábados en los que estoy sola con mis hijas, y escribo dos líneas, empieza la inspiración "Mama, pipí", voy, sigo escribiendo, dos líneas más. "Mamá, ¿donde está mi osito?", lo busco, normalmente está delante de sus narices. Me vuelvo a escribir, todo un párrafo, un logro. "Mama, mama, mama,..." Y así sucesivamente, en cualquier caso consigo escribir la entrada del día y lo dejo.

      Con lo que, sí señores, me falta tiempo, necesito tiempo, ahora mismo es el bien más preciado, lo ansío con todas mis ganas, quiero que me acompañe, que me llene, que se pare solo y exclusivamente para mi. Se me viene a la cabeza una serie que veía de pequeña de una niña que podía parar el tiempo, simplemente con juntar los dos dedos índices. No sé si habréis visto esa serie, del nombre no me acuerdo, pero de lo que si me acuerdo es que ya de bien pequeñita quería tener ese poder. ¡Qué chulo sería poder parar el tiempo!




18 comentarios:

  1. Yo creo que el tiempo tiene un sentido del humor muy curioso, porque no he conocido a nadie que diga que le alcance para hacer todo lo que quiere hacer, sea cual sea su situación. Y yo te entiendo, vaya si te entiendo!! Desde que empecé a moverme por este "mundillo" tampoco tengo un minuto libre, hasta tal punto que mi pareja, cuando me ve agobiada, me tiene que recordar que ésto solo es un hobbie, algo que se hace para disfrutar. Pues no sé yo, pero cuando hago algo me gusta hacerlo bien... y así me va!! jajajajaa.

    Si encuentras la forma de darle más horas al día no olvides darme la receta, porfa-pleaseeeee :))

    Muy bueno, María!!

    Besillos atareados de lunes.

    Sé que mal de muchos no es consuelo, pero al menos no te hace sentir tan "rara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, en cuanto encuentre la receta te la doy, jijiji. Supongo que mal de muchos,... aún así necesito tiempo, y no es que me desespere. Sé que es así y ya está, no hay nada que hacr, organizarse lo mejor posible y ya está. Un besillo guapa.

      Eliminar
  2. Totalmente identificado con tu situación María, trabajo en un hospital, soy suplente celador y puedo trabajar mucho fuera de casa durante un tiempo y el resto soy amo de casa, mi mujer trabaja turno partido y me encargo de la limpieza, niños, comidas, cenas, ese rato por la mañana y a ratitos durante el día me siento, leo y escribo, pero parece que haga falta más para abarcar todo lo que uno quisiera hacer. Luego reflexiono sobre esto y llego a la conclusión de que en realidad disponemos de todo el tiempo del mundo y que lo empleamos en lo que creemos más importante, nuestra familia, luego viene lo demás y cobra especial sentido por ser breve, hay que aprovecharlo al máximo.
    Me ha encantado tu texto, la forma y el contenido.
    ¡Tiempo al tiempo y un abrazo Compi de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo fundamental es pasar tiempo con la familia, que es verdad que es lo importante. Aunque sabemos que un ratito de escribir no nos lo quita nadie. Un besillo compi de letras.

      Eliminar
  3. Yo trabajo en una empresa de iluminación para espectáculos hace 26 años. Como en este momentos mi país (Argentina) a bloqueado en un ochenta por ciento las importaciones o le pone trabas a ellas nos hemos convertido en sobrevivientes de un sistema y lo poco que se vende nos sirve aún para seguir adelante aunque no se por cuanto tiempo. Entonces mi día se convierte en hacer algun que otro presupuesto, vender lo poco que se tiene en stock y escribir en mi blog. Como con mi mujer no pudimos tener hijos vivimos solos y eso me da tiempo para escribir también en casa. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la situación en tu tierra es bastaante dura, ¡Y nos quejamos aquí de la crisis! Supongo que en cada país se cuece lo suyo. Un abrazo y mucha suerte desde aquí.

      Eliminar
  4. En primer lugar, yo siempre me pregunto que cómo lo haces. Ser mamá y encargarte de una casa es todo un currazo de 24 horas al día los 365 días del año! Ojo! Lo tuyo tiene muchísimo mérito. Si tuviéramos todo el tiempo del mundo tal vez lo desaprovecharíamos. El estrés no es bueno pero sí es un empujoncillo para hacer determinadas cosas (planchar, lavar,...ajajajaj). Nos gustan más otras (jugar con los niños, escribir en nuestros caso,......). Tómatelo con calma porque estoy segura que serás una gran escritora mocina!!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo mucho la expresión escritora mocina, no sé si es que las teclas se te han ido para otro lado o es una expresión de allí que yo no entiendo, jejeje. Aún así muchas gracias por tus palabras. La verdad es que pensandolo fríamente tampoco lo mio es para tanto. Sé que hay mucha gente por ahí que se arregla con menos tiempo que yo. Pero bueno tienes razón en que el estres siempre nos da un empujoncito. Muchas gracias guapísima.

      Eliminar
  5. El tiempo, ese tirano.

    Creo que vivo situaciones parecidas cotidianamente. Solo cambian los ámbitos, la familia, el trabajo. Las cosas de la casa; Las correcciones para el colegio; Los amigos que hace mil que no veo. Etc... Parece ser lo que hay. En definitiva, y coincido con Edgar, hacemos la vida que elegimos, y la escritura cobra ese especial sentido de ser un hobby de disfrute para mi solo.
    Mientras se pueda trataré de combatir al tirano con la literatura por que también, me parece, puede ser una aliada contra él.
    Saludos amiga, una reflexión muy interesante la tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han encantado tus palabras, esa reflexión tuya sobre el tiempo y la literatura es muy interesante. Esa relación de contrarios me ha gustado. Lucharemos juntos literatura y hmujer contra el tiempo tirano. Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Un besito guapa. Yo también quiero detener el tiempo, tampoco me llega a nada, desde que me puse mala con la gripe no me he recuperado de los dolores óseos y no me dejan descansar por la noche, así que por la tarde caigo como un plomo y se me va la tarde en nada y la mañana por el cansancio. En fin... Parece que tu post se ha convertido en el confesionario de María. Besos mi niña y tómatelo con tranquilidad que en ningún lugar viene dicho que has de ser la superwoman. Piensa que desearías hacer más pero lo que haces, lo haces tan bien que eres admirable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madame María al habla. Ha llamado usted al consultorio de la paz y el tiempo. Jejeje. Muchas gracias por tus palabras, son muy halagadoras. Un besillo muy grande.

      Eliminar
  7. Cuando yo participaba en los concursos estaba así, no tenía tiempo de nada, aveces cuando ganaba algo ni lo disfrutaba porque me faltaban los minutos. Luego fui cogiendo el ritmo. Para buscar los concursos me puse un método que me resultó, aunque cada uno es un mundo. Yo dedicaba un día a la semana, abría un documento en el ordenador miraba bases, que copiaba y pegaba en ese documento. Luego en una agenda apuntaba nombre y fecha de cierre de convocatoria y elegía en cual participar.
    Cuando ya había elegido entonces leía las bases que había guardado y ya dedicaba más tiempo. Aún así es una locura.
    Un besito y ya verás como poco poco te organizas. Ahhhh, otra cosa que hice fue un horario de comidas, se nota mucho porque organizas la compra y a veces a la vez que hacía la cena hacía la comida del día siguiente, y se nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las comidas me vendría de lujo, pero siempre que lo hago, al finla no le hago ni caso. Pienso, hoy no me apetece macarrones, hoy lentejas, y ya lo cambio todo. Soy un desastre para eso. Y con respecto a los concursos, poco a poco le voy cogiendo el ritmo. Un besillo.

      Eliminar
  8. Es una etapa que pasará, pero no olvides que es el tiempo de criar a tus hijas y de disfrutar de ellas y de llenarte de esa maravilla infantil, crecen y ese tiempo no vuelve, te lo digo porque luego nos arrepentimos de no haberle dedicado más tiempo. Hay un tiempo para cosa y tu momento llegará no lo dudes, haz a medida de lo que puedas y no te agobies porque entonces es peor. Un gran abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos Laura, la verdad es que lo importante es pasar tiempo con ellas, con las peques de mi vida. Ellas son lo más importante, porque el tiempo no perdona. Crecen sin tregua. Un besillo guapa.

      Eliminar
  9. ¡Me uno a lo de querer Tiempo! ;)
    Últimamente me ape un montón Escribir, pero... De lunes a jueves, solo tengo una hora al día (a veces un ratico más) para pasarme por aquí, quiero pasar mis escritos al blog, leeros a todos... ¡Y no puedo! Y solo quiero un poquitín más... Aunque espero que en veranito, pueda dedicarle más tiempo... Y lo findes... ¡Me apetece estar con la Family, los Amigos y mi Samete! Así que voy rascando de donde puedo xDDD
    Y ya si nos podemos a añadir el Cole, los ratos (cada vez más intermitentes) que le dedico a las Opos, el gym (que voy a tener que dejar u.u) y esos momentos que solo son míos... ¡Tiempoooo! ;P
    En fin... Yo creo que ser Ama de Casa no es ninguna tontería, creo que es un trabajo en el que se curra 24 horas, no tienes vacas y encima está "mal visto"... Pero, la peña solo ve eso, que no trabajas fuera...
    ¡Muchos kiss! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tienes una vida muy ajetreada, no paras. Eso da gusto. Y lo de ser ama de casa, pues si, tienes toda la razón está muy mal visto. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.