21/3/15

La verdadera historia de Aurora

  

      Aurora era una adolescente como todas las demás. Salía hasta tarde con sus amigos, estudiaba lo justo y se pasaba todo el tiempo que podía durmiendo.
    
      Su padre, que era el alcalde de la ciudad, quería lo mejor para su hija, y no le gustaba nada que anduviera todas las noches por los bares nocturnos de moda. Eso hacía que su reputación bajara a marchas forzadas. Y eso él no lo podía permitir. Ellos eran el ejemplo a seguir de la comunidad.

     
     El colmo fue en las fiestas de la ciudad. El domingo de clausura se había preparado todo un festín en la plaza principal de la ciudad. Y el alcalde daría un discurso. Ese mismo día su hija Aurora cumplía los 16 años, así que quería darle una sorpresa preparándole una fiesta donde estarían invitados todos sus amigos.
      
      Todo fue un fiasco. Sus amigos se divertían en la fiesta, mientras Aurora dormía a pierna suelta en su cama de dos metros con dosel, que sus padres le habían hecho a medida.
       
      Después de todos los eventos del día, el padre de Aurora se dirigió furioso a buscar a su hija. Se encontró a Aurora exactamente donde la había dejado esa mañana, con los pelos revueltos y la baba cayéndole en la almohada, roncaba ligeramente. Las voces del alcalde esa noche se oyeron por todo el vecindario. Todos los padres en sus casas asentían con la cabeza “ya era hora de que el alcalde pusiera en su sitio a esa chica”.
    
    Después de aquello todo el mundo pensó que Aurora cambiaría. Pero no, más lejos de la realidad, y para desesperación de sus padres, Aurora dormía cual marmota, dejando a un lado todo.
      
      Hartos de no conseguir nada, su padre, con todo el dolor de su alma, decidió llevarla a un internado. Y buscando anuncios de colegios, se encontró uno muy peculiar:

¿No puede controlar a su hija adolescente? Yo la devuelvo a su cauce en el plazo de un mes.
   
      El alcalde sintió curiosidad por el anuncio. Y llamó al teléfono adjunto. Quedó con el anunciante en una cafetería cercana al Ayuntamiento.
     
    Lo que vio no se lo esperaba en absoluto, un chico de unos 18 años se acercó a él con porte decidido. Después de escuchar el problema del alcalde, le dijo que solo necesitaba un mes para que su hija volviera a la realidad y se centrara en sus estudios. Le ofreció sus referencias al alcalde, y este quedó maravillado de todas las muchachas a las que había ayudado. Así que lo contrató.
    
     El muchacho quedó prendado de Aurora en cuanto la vio, y cuanto más tiempo pasaba con ella más se enamoraba. Ella en cambio, no sabía qué hacía ese chico allí con ella a todas horas del día. Su padre le había dicho que era el hijo de un amigo que se quedaba en la casa.
     
     Después del mes, el chico no había conseguido nada, es más, Aurora ya no salía ni por las noches, dormía noche y día. El alcalde lo echó de su casa, habiendo perdido toda esperanza de salvar a su hija. No le quedaba más remedio que llevarla a un internado.

       Lo que nadie sabía es que Aurora estaba total e irremediablemente enamorada de Morfeo, y se encontraba con él cada vez que se dormía. Pronto estarían juntos para siempre. Aurora dormiría hasta el final de los tiempos. Y así Morfeo y ella serían felices para siempre.


26 comentarios:

  1. Cuándo La Bella Durmiente en lugar de un beso del príncipe azul se encontró con el dios de los sueños, genial versión y mezcla de personajes literatos, una bella historia de ensoñación y de amor a primer cierre de párpados!
    Un Abrazo María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que el príncipe azul llegó tarde. Ella ya había descubierto a su verdadero amor. Un abrazo compi.

      Eliminar
  2. Una narración estupenda, y una Bella Durmiente enamorada no se un príncipe azul, sino de un ''príncipe onírico''. Me gusto mucho, María.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una Bella Dumiente un poco distinta. Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo Ricardo.

      Eliminar
  3. Quién puede competir con el hijo de un Dios? Claro, yo también dormiría así hasta la eternidad. Me ha gustado mucho ese final tan inesperado. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil, pero ¿quien sabe que hubiera pasado si hubiera llegado antes? Besos Mercedes.

      Eliminar
  4. Qué romántico, María!! Una mezcla de historia real y cotidiana con un desenlace de cuento encantado. No sé qué tal encajará el alcalde la elección de Aurora, pero a mí me ha parecido de lo más interesante. Muy bueno, me encantó :)

    Besillos de sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que como buen padre, al alcalde no le gustara, pero con el tiempo tendrá que aceptarlo. Un besillo Julia.

      Eliminar
  5. Es que el amor es ciego y no entiende de realidades e irrealidades, es caprichoso! Jobar! Pues que la dejen dormir tranquila,jaja. Es precioso María, un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que le podían haber preguntado, a la pobre no la dejan dormir. Y es que el amor, y sobre todo el adolescente, es muy caprichoso.

      Eliminar
  6. Muy bueno, María. Me gustó mucho. Genial ese último párrafo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico. El último párrafo es la explicación de todo. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola María.
    Me gustó mucho tu versión de la bella y su amor irremediable por Morfeo.
    Muy ingenioso.
    Lo disfruté.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lucía. Me alegro de que lo disfrutaras. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una nueva visión especialmente onírica María... ¿buscará el padre a más príncipes?... jajaja. Está genial el desenlace. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el padre se va a dar ya por derrotado. No puede hacer nada contra Morfeo. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me has hecho pensar en lo q significa el personaje de Aurora,efectivamente una adolescente,para los cuales, qué hay más importante q el amor?
    una buena versión para Aurora,dónde irá a parar...enamorarse de un linaje directamente emparentado con el Olimpo que de un vulgar Felipe.....
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que Felipe se queda corto ante Morfeo. Muchas gracias Clara. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Saludos, muy buena versión, Aurora quería estar siempre en los brazos de Morfeo. Éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que lo conseguirá. Un besillo Mery, muchas gracias.

      Eliminar
  11. Preciosa versión María. Oh, l'amour!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María. Me alegro que te haya gustado. Un besillo.

      Eliminar
  12. ay!! amor amor!! te quedó lindo,muy amoroso me deja suspirando...oh caprichos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho sonreir, me encanta dejarte suspirando, y si es por amor, mejor que mejor. Un besillo Ady.

      Eliminar
  13. ¡¡Ay!! ¡¡María!! *-*
    ¡¡Cómo me ha gustado!! Es que... El final... ¡Ese final! ¡Love! ¡Love!
    ¡Me ha sorprendido muchísimo! No me lo esperaba para nada... ¡Juas! ¡Super chulo!
    Vamos... ¡Qué me ha encantado!
    ¡Besis! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Campanilla. Me encanta que te encante. No ha nadie como Morfeo para enamorarte. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.