7/3/15

El monstruo



     - ¡Mamá he visto un monstruo! ¡Quería cogerme!


     - No digas tonterías. No existen los monstruos.


     - Que sí mamá que lo he visto con mis propios ojos. Me he tenido que esconder detrás de un arbusto, hasta que se ha ido en busca de otro a quien comerse.



     - Cariño que imaginación tienes. A ver, ¿Cómo era?


     - Tenía unos pies enormes, y era más alto que una montaña. No paraba de reírse tan fuerte que me iban a estallar los oídos. Su boca chorreaba baba, y se relamía todo el rato. ¡Ay mami qué miedo!


     - A ver cielo llévame hasta el monstruo que yo lo vea.


     - No mami que también querrá comerte a ti.


     - Vamos despacito sin hacer ruido.


     Madre e hijo fueron hasta la parte del bosque donde el niño decía que había visto el monstruo. Era primavera y todo estaba floreciendo, la época donde más gente aprovechaba para  disfrutar del aire libre. Cuando se acercaron, el niño señaló el lugar. La madre le acarició la cabeza y le dijo:


     - Cielo mío, es solo un bebé humano.


     Más tranquilo, el duende sonrió a su madre y se internaron en el bosque.




32 comentarios:

  1. Ayyyyy qué chulo!! Y la ilustración también me gusta mucho, está genial. Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Me alegro de que te guste. La ilustración la saque de Internet. Un besillo.

      Eliminar
  2. Muy lindo cuento, María! Me has hecho sonreír con ese final. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta provocar la sonrisa en mis lectores. Un abrazo Federico.

      Eliminar
  3. Fantasía dentro de un mundo de fantasía, espléndido micro cuento, una delicia!
    ¡Un abrazo María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar. La fantasía es lo mejor para soñar. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy tierno María!! Ha sido un placer leerlo y el final la guinda del pastel. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Agustin. Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Una buena sorpresa viene bien de vez en cuando. Un abrazo Alejandro.

      Eliminar
  6. Pobre duendecillo! Menudo susto al ver semejante gigante, jejej
    Muy bueno, María! Lleno de magia
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el pobre duende se lleva un gran susto, y no es para menos, al ver a ese gigante. Un abrazo María.

      Eliminar
  7. Me encanta!! Las mamás son así de valientes ante los monstruos, sean duendes o no jejej. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tenemos que serlo, aunque por dentro estemos muertas de miedo. Muchas gracias Elena.

      Eliminar
  8. Inesperado cambio de papeles!! Estamos tan acostumbrados a ser los protagonistas, que se nos olvida que ésto es Microfantasy ;) Muy tierno, María, aunque el bebé humano así descrito casi da miedo!! jajaaa.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír con tu comentario Julia. Si que da miedo el bebé, pero es que el pobre duende lo ve así, mientras que nosotros vemos la belleza que se esconde detrás de ese monstruo. Un besillo Julia.

      Eliminar
  9. Me encanta la bolsa de la que sacas los cuentos, donde la encontraste?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy pues anda que no me cuesta, rebusco y meto la mano y a veces me encuentro con algo que merece la pena, pero la bolsa es tan honda que es difícil. Un besillo Paola y gracias.

      Eliminar
  10. Jajaja q chulooo!!! Me encantó y me hizo reí!!!

    ResponderEliminar
  11. Muy tierno! Me ha encantado María! Es precioso :) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Me encanta que te haya encantado. Un besillo.

      Eliminar
  12. ¡Ay! ¡Por Dior! Pe-Pero... ¿Se puede ser más tierno y más cuqui? *-*
    ¡¡Aiiiiixxx!! María con tus últimas Letras me llenas de mucha Dulzura... ¡¡Y de Algodón de Azúcar!!
    ¡Besitines! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has conseguido sacar una sonrisa con tus palabras. Muchas gracias Campanilla, me encanta llenarlo todo de algodón de azúcar. ¡Con lo bueno que está! Un besillo.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Muchas gracias Guadalupe. Gracias por pasarte y por leerme. Un saludo.

      Eliminar
  14. Precioso María, que bonito cuentecito. Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mercedes. Me alegro de que te guste. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.