23/2/15

Internet, ese gran desconocido.

      Cuando era adolescente me encantaba la informática. Mi madre me apuntó a un curso, aún sin tener ordenador. Yo iba tan contenta tres días en semana a saber como se utilizaba, cuando Internet no había entrado en nuestras vidas. Allí escribíamos en MODO MS DOS con el lenguaje basic, utilizábamos el word y poco más. Aquello era sencillo para mi. Cuando llegó la hora de elegir carrera, informática era una de mis opciones. Pero la deseche por mi Filología del alma.

     Ahora todo aquello nos parece muy lejano, hemos pasado a la era digital muy rápido, pero mi cabeza no ha ido igual de veloz. Empezamos con el messenger, con el tuenti, y llegó el facebook, el twitter, el pinterest, el instagram, los blogs, google +, y mil sitios más donde compartir nuestras vidas con el resto del mundo.



     Ahora que he empezado en este mundo de los blogs mi cabeza parece que va a estallar, es como si no hubiera visto un ordenador en mi vida. Todo lo que veo por estos mundos me suena a chino, cuando me hablan de SEO, de nonfollow, de etiquetas, de como ganar dinero con tu blog, de las estructuras de las URL, de los dominios y de todas esas cosas empiezo a echar humo y me bloqueo de tal manera que no sé seguir. Y me acuerdo de mi abuela intentando enseñarle como pasar las fotos en mi móvil con el dedo sin llegar a agrandarlas, a salirse o a apagarlo.


     Me muevo en un cosmos totalmente desconocido para mi. Siempre he sido autodidacta en lo que se refiere a este mundo del ordenador, pero no sé si es la edad, o que mis hijas me tienen todo el cerebro absorbido, que parece que no puedo aprender más cosas nuevas. Estoy completamente saturada.


     Y no digamos con el mundo twitter, que si, que tengo una cuenta, que si, que sigo a montones de páginas de series, de películas, actores españoles, cantantes, políticos, si, lo que tu quieras, pero no paso de ahí. Lo utilizo como mi revista de cotilleos personal, con solo lo que me gusta, nada de morralla del corazón que no soporto. Pero no sé escribir un tuit, y ni siquiera he conseguido subir una foto de perfil. Lo dí por perdido hace mucho tiempo. Pero ahora que leo por todos sitios que para promocionar mi blog el twitter es de gran ayuda, intento aprender lo que es un hashtag, sin llegar a entenderlo demasiado. Sé que la experiencia es un grado, pero cuando no tengo tiempo ni para respirar, centrarme en esas cosas me cuesta muchísimo.


       Y cuando llegan las nueve de la noche y mis hijas están acostadas, lo que menos me apetece es centrarme a investigar que narices es el SEO maldito, para que sirve un dominio y como puedo hacerme con uno o como voy  a aprender de una maldita vez a utilizar el twitter.


      Sé que decir todo esto puede dar hasta un poco de vergüenza, pero como dicen por ahí, más vale pasar por ignorante una vez, que no toda la vida.




     

6 comentarios:

  1. Jejeje, yo te entiendo. Hasta hace muy poco nunca miraba las estadísticas del blog, no ponía etiquetas, no sé ni como tuve lectores, jejeje. Lo importante es disfrutar con lo que hacemos, al menos en mi caso. Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si disfrutar disfruto, pero por lo menos sabiendo lo que hago. En fin supongo que poco a poco iremos aprendiendo. Un besillo.

      Eliminar
  2. No es ignorancia, María, es sencillamente que tienes mejores cosas que hacer, afortunadamente, que pasarte todo el día sentada en el pc. Yo ya he asumido que no puedo abarcarlo todo, así que elijo lo que más disfrute me proporciona y paso de lo demás. También hay vida más allá del pc y las redes sociales ;)

    En cualquier caso ánimo, eso del SEO nos trae a tod@s de cabeza.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de ignorancia en el tema si que es, pero bueno me lo tomo con calma, e intento aprender poco a poco. De todos modos, existen más cosas en la vida que la red. Un beso y gracias por tu ánimo.

      Eliminar
  3. ¡¡Aiiiix!! ¡¡María!! ;)
    Creo que soy lo contrario a ti... Me pirra todo este mundillo!! Lo reconozco... Aunque también reconozco que me satura mucho, que tanta red social me agobia en algunas ocasiones y tiro el móvil a tomar por saco!! Le quito el sonido y paso olímpicamente de todo!! En mi caso es como lo del Perro del Hortelano, ni con ellas, ni sin ellas... Así que le dedico un ratino cada día si puedo y sino... Ya no me importa tanto como antes!! ^^
    Besis!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si me das un cursillo acelerado Campanilla sobre estos mundos, porque a mi me cuesta un rato largo. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.