20/2/15

Conversaciones efímeras



     - ¿Qué harías si fuera la última noche de vida en la Tierra?


     - ¿Qué haría? No lo sé. Supongo que lo pasaría con todos mis seres queridos, despidiéndonos, y dándole todos los besos del mundo. Les diría que les quiero y pasaría mis últimos momentos con ellos. ¿Y tú?

  
 
 - Yo montaría una fiesta, sería una fiesta libre, con todas las personas que quisieran entrar, y haría el amor con la persona que quisiera, tranquilamente, sin prisas, o a lo mejor, rápido, con pasión, no lo sé. Lo que sí sé es que lo haría por última vez, me emborracharía por última vez, y reiría todo lo que pudiera, todo lo que pudiera y más. Reír, si eso es lo que más haría.

    
     - Que pena que no lo hubiéramos sabido antes ¿no crees?

   
     - Si, una pena.

    
      Los dos hombres flotaban por el espacio, mientras miraban como una bola de fuego lo envolvía todo con su luz.


28 comentarios:

  1. Cómo suele suceder, menos es más, sencillo y fantástico relato, bravo María! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar, me alegro de que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Qué sensación más extraña! ¡Aiiix! Me los imagino contemplando el Fin sin poder hacer nada y se me queda el cuerpo con un "no se qué..." u.u
    Breve, pero con su cosita apocalíptica que te queda pensando...
    ¡Besines! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haberte hecho sentir un "no se qué..." jejeje. Un besillo guapa.

      Eliminar
  3. Muy buen micro, María. Deja mucho en que pensar. Genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico. Me alegra que te haya hecho pensar. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Interesante el último deseo de ambos e impactante ese final.
    Saludos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo, supongo que sus deseos serán compartidos por muchos. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Brutal María, el final es inesperadísimo. Me ha encantado, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Me alegro de que te haya encantado.

      Eliminar
  6. Lo triste es que dejamos todo para después, y ese no llega.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ese es el problema. No hay que dejar nada para luego. Un abrazo Lucía.

      Eliminar
  7. Muy bonito, María. En pocas palabras está todo dicho!

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno María. Si lo hubieran sabido anetes... Pero las cosas suelen ocurrir como en tu relato, sin pensar, sin avisar y como una sorpresa. Cuántas veces habré dicho eso de: si lo hubiera sabido... Un abrazote guapa. Me ha encantado, como todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las cosas suceden sin avisar. Lo mejor es que hagamos todo lo que queramos , sin pensar, ya lo haré mañana. Pero supongo que en el ser humano es difícil. Me alegro de que te haya gustado. Un besillo.

      Eliminar
  9. Demasiado tarde, el mundo ya se ha ido y ya no hay tiempo para reir. Gran relato María, con ese final donde cambias el punto de vista del lector. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena que ya o haya tiempo para reír, es lo mejor de la vida. Muchas gracias Jorge. Un saludo.

      Eliminar
  10. Estupendo, sencillo y fantástico final. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Angela por pasarte y por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  11. Saludos, buen relato y muy reflexivo con ese inesperado final. Éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mery, me alegro de que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  12. jeje, tiene un punto irónico muy bueno María, me gusta, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonia. Me alegro de que te guste. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Creo que yo también me emborracharía, drogaría y cruzo los dedos para que alguna mujer accediese hacer el amor conmigo, gran relato un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír. Espero que no haya que llegar al fin del mundo para conseguir esas coas que queramos. Hazlas antes de que llegue. Un abrazo.

      Eliminar
  14. María me encanta!! Las dos últimas frases del diálogo, cuando ven que es una pena, me parecen hasta graciosas, me gusta como quedan. Al menos a mi forma de verlo.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te guste Agustin. Es darle un poco de humor a la vida. Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.