21/2/15

50 sombras de María

     Hoy quiero hablar de ese fenómeno que ha arrasado con las listas de ventas de medio mundo, si, ya lo sabéis, hoy quiero hablar de mi experiencia con 50 sombras de Grey.

     Decir, que a mi me llegó el libro como deseo de un cumpleaños. Lo pedí hasta la saciedad, cuando aún no se había desarrollado todo su potencial publicitario. Así que supongo que hartos de mis indirectas, o más bien directas, decidieron comprármelo. Me puse a leerlo enseguida, y con la misma rapidez me llegó la decepción. Me aburría un poco.



     El libro es facílisimo de leer, es una lectura rápida, sobre todo porque al final terminé por saltarme páginas enteras. El libro era un libro de novela romántica aderezado con un poco de pimienta. 


     Reconozco que mi introducción a la lectura fue con novelas románticas al estilo de Danielle Steel o V.C. Andrews. Me pasaba las horas muertas en esos mundos de amor de papel que hacían volar la imaginación de una adolescente enamoradiza. Las novelas románticas son a las adolescentes, lo que el porno a los adolescentes. Nos enseñan una versión muy distinta de la realidad.


    Mi casa era como una biblioteca, mi madre tenía libros por todos lados, las paredes se forraban con estanterías, y las mesitas de noche estaban llenas de montones de libros. Libros por cualquier rincón de la casa, así que cuando quería un libro, solo tenía que rebuscar. Y así encontré "Las edades de Lulú". No sé si tendría unos 15 años cuando lo leí, y no sé si por la edad o porque, pero aquel libro si que me impactó. Lo leía a escondidas cuando mi madre se iba a trabajar y lo volvía a dejar en la estantería como si cualquier cosa antes de que ella llegara. 


     Así que cuando leí 50 sombras, no me pareció nada nuevo y me pareció un poco empalagoso. Juré y perjuré que no me leería los otros dos. Hay demasiados libros en el mundo, como para perder el tiempo en leer algo que no me parece que esté bien escrito y que además no tiene mucho argumento. Pero después de haber jurado y perjurado, volví a caer. Me dije a mi misma, "si has conseguido leerte la saga de Crepúsculo, puedes con esto y más". Para poder hablar de algo, primero hay que conocerlo. Y la curiosidad me mataba.


      Con lo que me armé de valor y me leí los otros dos, he de decir que algo más de argumento tenían, pero aún así seguí pasando hojas en blanco. Y en realidad estaba leyendo una historia de amor al estilo de Bella y "brazos marmoleos".


     Cuando terminé de leer los tres libros (estos últimos leídos ya en la fiebre universal de Grey), pensé, ¿Por qué son tan famosos? ¿Por qué todas las mujeres están locas por ese millonario imposible en la vida real? Así que yo masoca de mi decidí leerme otras trilogías, intrigada por el éxito de este nuevo género tan antiguo como la palabra escrita. Y entre otras leí a Megan Maxwell, la reina de la novela erótica.


      Descubrí una cosa en este mundillo, todos estos libros tienen algo en común, personaje masculino guapo, rico, bueno en la cama, con alguna excentricidad en el sexo, baila de maravilla, y con algún pasado tormentoso que la protagonista tiene que arreglar. Ellas son sus salvadoras, ellas son las que les hacen vivir de nuevo, y ellos a cambio les enseñan un nuevo mundo sexual.


      Entiendo también porque a las mujeres les gustan estos libros, quieren hombres que se desvivan por hacerlas felices, simple y llanamente eso. A mí personalmente me parecen una buena forma de pasar el tiempo, me divierto y me río un rato y por supuesto mi cabeza se dispersa un rato de pañales, colegios, manualidades y otros asuntos de niños. De su calidad literaria, creo que no soy la más adecuada para comentar, pero si creo que hay otros libros mejores escritos.


      En fin, no entiendo tampoco toda esa crítica que se le está haciendo a las mujeres de este país, cada uno lee lo que quiere leer, por lo menos lee, que ya es algo. Y si les descubren algo sexualmente hablando, bienvenido sea, nunca es tarde para aprender cosas nuevas. También es verdad que este país está muy reprimido, así que cosas como estas pueden hacer que la gente hable con más fluidez del tema, y que el sexo no sea un tema tabú.


      Ahora toca la película, me esperaré a verla en la televisión, porque si, la veré, que como siempre digo, soy una romántica empedernida, y me encantan las historias de amor. Además me encanta todo este fenómeno que le sigue a la película, mujeres en pandilla quedando para ver al famoso Grey, sintiéndose quinceañeras de nuevo. Y hombres llevados a rastras a ver una película romántica con el aliciente del sexo y con la promesa de lo que vendrá después. ¡Es fantástico!




4 comentarios:

  1. Hola.
    No leí el libro así que no puedo opinar, pero es que no me veo yo leyéndolo. Las críticas dicen que las prácticas sexuales no son del agrado de ella, yo esto lo desconozco, y añaden que él es un controlador, y ahí es donde ya me opongo, una cosa son excentricidades consentidas y otra el sometimiento, pero hablo desde la más absoluta ignorancia.
    Yo también leí a VCAndrews. Cuando era pequeña vi la peli de Fklores en el ático y recuerdo que me había gustado mucho, pero al leer el libro me desconcerté porque la peli era muchísimo más light. Leí casitodo de ella, pero ahora me veo incapaz de releer esas cosas, será la vejez, jejeje.
    También leí la saga Crepúsculo, se los regalaron a mi hija y los leí, pero los últimos se me hicieron imposibles.
    Un besín y me ha gustado tu post, una opinión sensata, que la gente en este tema está radicalmente a favor o en contra, no dan razones. Un besín.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marigem, No sé si las críticas tienen razón, lo que si sé es que ella se lo pasa pipa, así que no tienen que ser muy desagradables para ella. Y con respecto a que él es un controlador, si que lo es, como todos los protas que me he leído de este tipo de libros. No estoy muy de acuerdo, pero mientras a ellas les guste. En las parejas nunca te puedes meter, aunque sean de ficción. Y por otro lado no creo que yo tampoco pueda volver a leer a V.C. Andrews, que esa escritora si que tenía una fijación con liar a todos los hermanos. Un besillo.

    ResponderEliminar
  3. Hola María :)

    Estoy de acuerdo contigo. Yo he leído poca por no decir ninguna novela romántica, pero éstas me las tragué enteras porque quería saber de qué hablaba tannto la gente. Y ni están muy bien escritas ni son tan novedosas en el tema del sexo como se pretende (en mi opinión, claro). Cualquiera que haya tenido un poco de curiosidad por explorar el sadomaso sabe que la autora ofrece una versión muuuuy descafeinada del tema, así que no entiendo muy bien la expectación.

    Creo que es una novela rosa sin más, pero tiene el mérito de haber sabido tocar muchos de los resortes femeninos que han hecho soñar a miles de lectoras. Como tú dices, enntretenida :)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, supongo que también ha tenido muy buen marketing, porque ya te digo, la mayoría de novelas de este tipo tienen un argumento muy parecido. Lo mismo podría ser esta que otra. Un beso y gracias por pasarte por aqui Julia.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.