24/4/17

Cuentacuentos en el CEIP Buenavista

     Todo empezó con un correo. A mi bandeja llegó uno nuevo que no reconocía la procedencia. Lo abrí curiosa, pronto esa curiosidad fue cambiando a alegría, me iba emocionando mientras leía. Me invitaban a un colegio a hacer una actividad con los niños de infantil con mi libro "Cuentos de la Alcazaba de Almería para niños". 

     Parecerá una tontería, pero ese día la sonrisa no se me borró de la cara. Me hacía ilusión que me llamarán de un cole y supieran de mi libro sin yo haber llamado primero. Por supuesto, como podéis adivinar dije inmediatamente que si.

     Mi contacto resultó ser una seño de infantil llamada Esperanza. Quedé con ella un par de veces antes de ir al cole, y en cuanto la vi, la reconocí. Ella tiene ese halo especial, esa magia interior que desprenden las seños de vocación, y más concretamente las de infantil. Seguro que sabéis de lo que hablo. 

     Le propuse mi idea con ellos y todo le pareció bien. Desde el principio me lo puso muy fácil.

Cuentacuentos en el CEIP Buenavista     El día llegó y mis nervios ya estaban haciendo de las suyas. Llegué con las indicaciones de Esperanza, que me esperaba en la puerta y pronto fui llevada al cole. Presentaciones varias después empezamos la actividad. No me di cuenta en ese momento, pero me hicieron un dibujo precioso de la portada de mi libro a tamaño poster que luego me regalaron.


      Hicimos dos grupos y pronto empezaron a llegar los peques. Todos me miraban y algunos me contaban sus historias, me enseñaban sus tenis nuevos, su camiseta de spiderman, me contaban que su abuela se había muerto,... ya sabéis, sus cosas importantes. 


     Les conté un cuento, y cantamos una canción para Galiana, con la gran sorpresa de que algunos ya se la sabían. Y es que una seño espía había venido antes a verme a la Alcazaba y se la había aprendido. (Es bueno tener seños espías). Me hizo mucha ilusión. Hicimos nudos, para salvar al cristiano y jugamos a algún juego. Pero sobre todo nos divertimos mucho. 



         También pudimos ver a Galiana en su ventana, y todos, uno por uno la pudimos tocar.

      Luego tocó el turno a las preguntas, ellos querían saber más de mí, y yo me dejé preguntar. Algunas preguntas me hicieron reír, otras me impactaron, pero todas me encantaron. Algunas de las preguntas que me hicieron fue ¿Por qué escribiste sobre la Alcazaba? ¿Qué tengo que hacer para ser un gran escritor? o ¿Qué amigos famosos tienes? Ahí me quedé en blanco, ¡madre mía! ¡Estos niños piensan que soy famosa! Al único que se me ocurrió nombrar fue a Jesús Muñoz, que aunque no es amigo mío, sabía que iría al cole al día siguiente, (Jesús perdona esta pequeña mentirijilla).


     Esperanza y las demás seños me tenían una sorpresa guardada, me regalaron una rosa y una taza personalizada para mí con la mascota del cole y mi libro. Fue muy especial, sobre todo porque sin saberlo habían dado en el clavo, me encantan las tazas. Por supuesto la estrené enseguida.

 





    Tocaba el turno de las firmas y de las fotos, así que me dispuse a firmar los libros que me traían y a hacerme fotos con cada uno de ellos. Fueron muy cariñosos y pacientes.

    Cuando acabamos, una nueva sorpresa me esperaba en la biblioteca, un gran desayuno preparado para mí y las mamás del Ampa que me esperaban con una gran sonrisa haciéndome sentir una más de ellas. Ya con la barriga llena, Esperanza me enseñó el colegio tan estupendo que tienen, los pasillos llenos de actividades de los peques, y las clases preciosas. Nos hicimos unas cuantas fotos más de grupo y salí corriendo a recoger a mis peques que ya salían.

    Los niños me hicieron algún que otro dibujo en mi libreta de firmas y otros que me mandaron por mensajito.


      Me encantó esta experiencia, un colegio con un gran ambiente contagioso, desde el director, el conserje, hasta las seños, pasando por el Ampa, y por supuesto su alma, los niños. Unos pequeños muy cariñosos y agradecidos que en cuanto me veían me abrazaban y me daban besos o me traían flores. Solo me queda desde aquí dar las gracias a Esperanza por ser mi guía en este camino y por hacerme sentir como en casa, y a todo el colegio por ese gran recibimiento.



     

21/4/17

Book tag: ¿Dónde compras los libros?


       Este Book tag lo encontré en el blog de Marigem Saldelapuro. Un blog que sigo hace bastante tiempo y que siempre me levanta el ánimo. Lo recomiendo 100%. Bueno ella ha hecho este Book tag sobre dónde comprar los libros, así que la sigo y lo copio. Aquí os lo dejo.

20/4/17

Book tag: Los siete pecados capitales de leer.


    
    Este Book tag lo he encontrado en el blog A la luz de las velas. Un blog que no conocía y que me ha llamado mucho la atención, así que volveré a visitarlo seguro. Echadle un vistazo.

    Me ha llamado mucho la atención el título, así que he decidido hacer este, aunque por la red hay millones y muy diversos.

19/4/17

Book tag: Mis manías lectoras.



     Hoy traigo este Book tag traído de la mano de Diana Collins y su blog Aventura en libros. La verdad es que es un blog muy diverso lleno de estos Book tags que a mí me encantan. Este es muy divertido y se trata de saber cuáles son mis manías lectoras. Yo soy muy maniática, pero no sé si leyendo también me pasa.

18/4/17

Un traje a medida



                El traje era auténtico, o eso decía ella. Yo por mucho que me miraba en el espejo notaba arrugas por todas partes. La miré a través del cristal detrás de mí. Ella me miraba con su sonrisa plastificada y las manos enlazadas a la altura del pecho. Parecía una hiena a punto de saltar sobre su víctima.

                La imagen me hizo sonreír, ella lo interpretó como una señal a su favor, y a pesar de que su sonrisa se ensanchó más si cabe, no movió ni un ápice.

                Ya estaba harta de esos halagos gratuitos. Tener dinero no me hacía merecedora de ellos.

17/4/17

Book tag: Si yo fuera un libro


     Este es un Book tag que encontré en el blog de Diana Collins, Aventura en Libros. La verdad es que me encantó la idea y se la he copiado. Se trata de responder a algunas preguntas sobre mí si yo fuera un libro.

14/4/17

La cita. Capítulo 19



                Se quedaron todos en silencio tras ver aquel anuncio que nunca habían visto. En la pantalla niños felices jugaban en un patio, les daban clases frente a una pizarra, dormían plácidamente en sus camas, y comían juntos en un gran comedor. Mientras, se intercalaban las caras de los profesores y las cuidadoras del centro, todos con una sonrisa beatífica que daba miedo.

12/4/17

Una de tantas batallas



                Miraba a aquellos ojos grises que la desafiaban con una media sonrisa. Ella se dio la vuelta y dejó allí aquellos ojos triunfantes. Le habían hablado de la paciencia, pero ¿qué pasaba con la impotencia? Esa que asoma en situaciones como esa.